Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 30 de Setiembre del 2022
Saturday, 08 January 2022

La economía mejora (parece)

Rate this item
(2 votes)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Y mira que a algunos les fastidia. Pero el hecho es cada día más contrastable. La economía de Cieza, la de la Región de Murcia y la de España en general, mejoran. Quizá no al ritmo que todos desearíamos, pero mejoran.

Los últimos datos son incontrovertibles. El crecimiento económico ha aumentado por encima de lo que se creía en los últimos meses, a tenor de los datos del Instituto Nacional de Estadística. El desempleo disminuye a toda velocidad, alcanzando cifras no recordadas en décadas. La inversión crece también de forma sostenida, mientras que la recaudación de Hacienda bate récords, apuntalando las cuentas del estado. En resumen: la economía va razonablemente bien.

 

¿Por qué? Pues por varios motivos. El primero, el efecto rebote tras lo peor de las restricciones de la pandemia. El ahorro generado durante el confinamiento y los meses siguientes sale ahora a la luz y calienta la economía. Y no lo hace más por la desorbitada subida de la electricidad y los combustibles, así como por el desabastecimiento de materias primas y productos manufacturados, así como por las trabas al turismo ocasionadas por las últimas olas de la COVID-19. Aun así el crecimiento es tangible y, parece ser, sólido. El segundo, el sostenimiento de una base económica y de consumo suficiente para el despegue gracias a las ayudas a las empresas y a los ERTES, que aunque no han conseguido eliminar del todo los peores efectos económicos de la pandemia sí han logrado limitarlos. Y el tercero, las ayudas de la Unión Europea, que permiten contar con los recursos suficientes para el relanzamiento. Al igual que el aumento sostenido de las exportaciones, con un sector exterior que está capeando el temporal de forma brillante; y mejor que podría hacerlo, de no ser por la comentada escasez de materias primas y productos semielaborados que paralizan importantísimos sectores exportadores, como el automovilístico.

 

Hay además otros factores que impulsan las buenas cifras económicas y que constituyen, al menos en mi opinión, una novedad. En primer lugar, la concertación social y económica gracias a los pactos entre patronal, sindicatos y gobierno en muchos aspectos clave de la economía. La paz social así alcanzada crea un ambiente de confianza empresarial muy favorable para la actividad económica. En segundo lugar el mayor control de la economía en cuestiones como los contratos de trabajo y la lucha contra el fraude fiscal, que está haciendo aflorar mucho empleo ilegal y una parte considerable de la economía sumergida, lo cual amplía la base económica real del país y la recaudación del estado. Todo ello resulta bastante novedoso, ya que este tipo de intervenciones eran muy inferiores con gobiernos anteriores, cuyos escasos controles poco menos que alentaban estas prácticas ilegales.

 

¿Y en Murcia y Cieza? La economía regional, y también la local, poseen una característica que ha resultado definitiva a la hora de enfrentarse a la pandemia: su evidente especialización agroalimentaria. El sector de la producción de alimentos y materias primas vegetales sufrió poco durante el confinamiento, ya que seguía siendo necesario abastecer a la población. Por ello nuestra economía sufrió menos que la de otras regiones, aunque nuestros sectores industrial y de servicios sí lo han pasado mal. De cualquier forma la recuperación es evidente, lo que es notorio en las cifras de empleo de Cieza y Murcia, que mejoran incluso las cifras del periodo inmediatamente anterior a la pandemia.

 

No todo es perfecto. Ni mucho menos. En primer lugar España tiene un enorme déficit público que, tarde o temprano, habrá que pagar. Pero es necesario advertir que, por una vez, este déficit se ha generado para asumir el aumento del gasto social por la crisis de la pandemia; es decir, para proteger a los ciudadanos españoles de los peores efectos de esta. Y es la primera vez, que yo al menos recuerde, que no se cargan los efectos de una grave crisis sobre los sectores más débiles de la población. Y como muestra el botón de lo que ocurrió en la crisis financiera de principios de la década pasada, de la que los ricos salieron más ricos y los pobres, más pobres. De cualquier modo el problema puede ser grave a medio y largo plazo, y habrá que lidiar con él.

 

Otro hándicap para la evolución de la economía española es el de la inflación. Los precios suben de tal manera que hacía más de treinta años que no se registraban estas tasas. El factor desencadenante es la subida desorbitada y especulativa de los precios de la energía, sobre todo de la electricidad, que está comenzando a arrastrar y, digámoslo claro, a hundir, a muchos otros sectores productivos. La inflación es siempre un problema a tener en cuenta, aunque es bueno que exista siempre un cierto grado de subida de precios. Pero no lo que estamos sufriendo ahora, y menos de la forma en la que lo estamos sufriendo. Una intervención decidida de la Unión Europea, quien decide en último extremo cómo se fijan los precios energéticos, parece más que necesaria.

 

En resumen: la economía mejora de forma innegable, aunque haya quien dibuje todos los días un escenario económico apocalíptico desmentido constantemente por la cruda realidad. Pero no todo es perfecto, por lo que hay que intentar que los obstáculos que impiden un crecimiento más consolidado pierdan fuerza.

 

Por nuestro propio interés.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte