Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 30 de Setiembre del 2022
Sunday, 09 January 2022

Bombos, cocodrilos sacamuelas y lugares paradisíacos

Rate this item
(2 votes)
Carmen María Villalba Carmen María Villalba

CLR/Carmen María Villalba.

Los niños de San Idelfonso se encargan cada año de dar la bienvenida, oficialmente, a la Navidad.

Desde que tengo uso de razón despertarme con sus voces sorteando la suerte y la ilusión es una tradición. Qué bien pensado que aquellos que sustentan la ilusión de esta época del año sean quienes sorteen la suerte de los demás. Y qué mal pensado que el calendario de la Navidad se cierre con el sorteo de El Niño, pero no sean ellos los protagonistas. Buen símil para explicar que la inocencia se pierde en cuestión de días.

 

Desde el 22 de diciembre al 6 de enero el calendario navideño está supeditado a la programación televisiva. No me había dado cuenta hasta ahora de cómo la televisión marca el ritmo de los días señalados en el almanaque, pero es así de principio a fin, incluyendo los espacios publicitarios. El Sorteo de la Navidad, el mensaje del Rey, las campanadas, el concierto de Año Nuevo, las cabalgatas de los Reyes Magos y el Sorteo de El Niño, sin mencionar las películas llenas de espíritu navideño, dueñas de todos los canales. Vaya, que ver la televisión puede convertirse en un suplicio para quien no soporte esta época del año.

 

La llegada del Sorteo de El Niño no solo marca el fin de la Navidad, la recogida de guirnaldas, de luces, del árbol y sus regalos… también dice adiós a los anuncios de perfumes y la idealización de la belleza que llevan implícitos. De pequeña me encantaba ver los anuncios porque eran mi catálogo de juguetes, yo siempre quise la heladera y el juego de mesa Cocodrilo Sacamuelas, pero hace años que no sé nada de ellos. Desde entonces, no cambio de canal cuando aparece el banner “volvemos en 6 minutos” por si de casualidad me reencuentro con los juguetes que marcaron mi infancia. Lejos de reencontrarme con ellos, una noche de esta semana contabilicé en seis minutos, más de quince ‘spots’ de fragancias, uno tras otro, sin descanso. El despliegue de belleza innata ocupó, al menos, un 85% del tiempo de descanso, frente al 15% de publicidad sobre la programación de la propia cadena. Durante esos seis minutos viajé a lugares paradisíacos, vi a mujeres preciosas acompañadas de hombres de ensueño, torsos desnudos y esculpidos, ninfas rodeadas de flores, melenas al viento y mujeres empoderadas envueltas de cualquier aroma que firma bajo el sello de ‘eau de parfum’. Cuando la película regresó al espacio que le correspondía fue entonces cuando caí en la cuenta de los peligrosos estereotipos de belleza que marcan.

 

Tras el fin, o al menos del bombardeo, de anuncios de fragancias, espero que pronto junto al broche de cierre a estas navidades, de nuevo, marcadas por la evolución de la pandemia, los telediarios no vuelvan anunciando récords en cifras de contagios, que la curva de los parámetros que determinan la incidencia acumulada del coronavirus sea para abajo y que el año que viene no tenga que hacer el gran esfuerzo para mantener las conversaciones de las comidas navideñas lejos del monotema. Aún así, a pesar de que no he visto al Cocodrilo Sacamuelas en anuncios, si me he reencontrado con mi niñez. Los niños de San Ildefonso no me han hecho millonaria para visitar lugares paradisiacos pero sí me han regalado la suerte e ilusión de compartir estos días con quienes más quiero.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte