Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 22 de Octubre del 2017
Viernes, 11 Marzo 2016

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. “Sábado, 5 de Marzo de 2016: queda inaugurado el nuevo Paseo Ribereño”

Valora este artículo
(5 votos)
Representantes del PP descubren una placa en el Paseo Ribereño Representantes del PP descubren una placa en el Paseo Ribereño

CLR/Bartolomé Marcos.

“Este paseo ribereño fue construido gracias a la movilización de todo un pueblo y al impulso y empeño del partido popular. El gobierno de Mariano Rajoy y el de Pedro Antonio Sánchez han invertido cuatro millones de euros en Cieza. PSOE, PODEMOS e I.U. han estado siempre en contra de este proyecto. Hoy lo damos por inaugurado. Gracias a todos por apoyarnos, seguiremos luchando por nuestra tierra con vuestra colaboración. POPULARES”.

El anterior era el texto impreso en una placa “azul pepero” con la que el pasado sábado, 5 de Marzo, junto a la excesiva “pasarela-puente de los Pajeros”, se escenificaba la inauguración del nuevo Paseo Ribereño, una obra inicialmente muy controvertida que finalmente ha tenido una amplia y hasta entusiasta aceptación por parte de la mayoría del pueblo de Cieza. No he hecho ningún referéndum para saberlo, pero esa es la impresión que tengo. Contrariamente a lo que cabía esperar, la inauguración no revestía carácter oficial, porque la iniciativa no partió del alcalde ni de los concejales del Equipo de Gobierno, sino de la oposición, del grupo municipal popular, ante la tardanza en hacer efectivo el acto formal de inauguración (quizá por metafísicas y esquizofrénicas dudas existenciales en el tripartito) y el afán del Partido Popular, tanto local como regional, de proclamar, urbi et orbe, a quién corresponde la autoría intelectual y la capacidad de gestión para haber hecho realidad una obra como ésta, indudablemente buena para el pueblo de Cieza, o al menos yo así lo pienso. La inauguración pepera improcedente (porque formalmente no les correspondía a los actores intervinientes) del nuevo Paseo Ribereño contó con el arropamiento y la parafernalia protocolaria suficiente como para tomársela en serio y que no pareciera una bufonada: baste decir que allí estuvieron nada más y nada menos que el portavoz municipal del grupo popular, Juan Manuel Molina Morote, el diputado nacional en el Congreso, el ciezano Teodoro García Egea, y la consejera de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, Adela Martínez Cachá.

 

Parece ser que el acto tuvo, entre otras, la virtualidad de llamar a la actividad al alcalde de Cieza y a su Equipo de Gobierno (que ya se han puesto a ello) para promover la inauguración oficial de las obras del nuevo Paseo Ribereño. La pretensión primera, última y más importante, dejar constancia clara y expresa de que si esta obra es una realidad en Cieza, el pueblo de Cieza se la debe exclusivamente al empeño puesto en conseguirla por el Equipo de Gobierno anterior del Partido Popular.

 

Y bien, dicho esto, creo que, aun entendiéndola, hay algunas objeciones que hacerle a esa mise en scène de la no inauguración de las obras de ampliación del Paseo Ribereño. La primera es que responde al vanidoso, estéril y muchas veces hasta patético empeño del “reinar después de morir” para poner de relieve que los que mandaban antes eran mejores y hacían también cosas mejores por el pueblo que los que mandan ahora. La segunda es que hablar bien de uno mismo está feo, y denota importantes carencias emocionales. Tienen que ser los otros, los demás, los ajenos, los que publiciten y encomien nuestras hipotéticas bondades. La tercera es que no hay que vender la piel del oso antes de haberlo cazado y el Paseo Ribereño ampliado aún no es una realidad feliz…consolidada. De momento sólo escaparatea bien y mola bastante. Falta ver cómo se mantienen esos 8 kilómetros de “río en la ciudad” (o casi) y el resultado y la durabilidad de una obra que tendrá que resistir durante mucho tiempo los embates de las conocidas hordas de suevos (ya saben, rompo porque me sale de…), vándalos, alanos y ciezanos. Falta contrastar la capacidad de resistencia de una obra como ésta en un medio, excepcional pero significadamente, hostil a la civilización y al civismo, y desgraciadamente propenso a la mala educación y la barbarie. En cuarto lugar, tampoco resulta muy aseado –aunque pueda ser verdad- decir en semejante contexto que ni PSOE, ni Izquierda Unida ni Podemos estuvieron nunca a favor de un proyecto como éste.

 

Sea como fuere, el propio Teodorico el Grande (que es como de mi familia y por eso me permito llamarlo así, que conozco a su padre Teodoro, y que conocí a su abuela la Paca y a su bisabuela la Paqueta), reitera su empeño en seguir haciendo aún más grande y más ambicioso este proyecto, prolongándolo por el Norte hasta el Ginete y por el Sur hasta el Menjú, poniendo en valor este idílico, decadente y romántico paraje por donde pueden volver de nuevo a cruzar entre orillas del Segura su barca y su barquero, a la sombra de cientos de palmeras y bajo la atenta vigilancia de algunas docenas de cipreses mudos e inmutables.

 

La verdad es que si este Teodoro se empeña nos lleva el Ribereño hasta Guardamar. Y bien está porque está bien, pero a ver si encuentra algunos milloncejos más para la variante del Camarillas, el tapón del puente de los nueve ojos, la peligrosísima carretera B19 a Calasparra, la insoportable anticipación e intensificación en Cieza del efecto invernadero, o la necesidad perentoria de proporcionarle una solvente y eficaz infraestructura industrial y comercial al campo ciezano.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.