Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 09 de Diciembre del 2018
Domingo, 23 Septiembre 2018

Hasta siempre Andrés López

Andrés López en la presentación de una corrida de toros en La Deseada Andrés López en la presentación de una corrida de toros en La Deseada

CLR/Giovanni R. Tortosa

Andrés López Marín no era un empresario al uso; sus formas y maneras tenían que ver más bien con la elegancia, ética y discreción; -valores cada vez más a la baja, como tantas cosas en este país tan "balcanizado" y contaminado por tantos sujetos neuróticos y neurotizantes, que para colmo tienen decisiones en un gobierno.

La elegancia del empresario iba más allá de lo meramente externo, del traje y corbata. No he conocido a nadie que cultivase con tanto mimo el trato con sus amigos y empleados. El mundo del espectáculo estuvo siempre entre sus querencias profesionales. Y aparte de haber sido responsable de salas de cine en Caravaca y Calasparra, el teatro-cine Capitol se reveló como su gran conquista. Un local considerado como uno de los más importantes teatros y de mejor acústica de la provincia murciana. Andrés restauró lo justo y preciso, a la vez que redecoró su magnífico recibidor, pero siempre respetó su primigenio origen: el sabor profundo de teatro con mayúsculas.

 

Después de la reapertura, de haberse convertido en el "Aurelio Guirao 2", Andrés mostraba su tristeza y cierta desolación, aunque él ya no tenía que ver con aquél edificio, pero cierto es que algo suyo, un trocito de su alma había quedado prendida en ese trasatlántico donde los enamorados viajaron durante tantos años sin salir de Cieza.

 

En plena Plaza de España se situaba su oficina, que tenía más de sala de estar como la de cualquier casa ciezana; con su mesita de camilla, brasero eléctrico y los enseres propios de estos espacios. Sólo un pequeño mostrador hacía recordar las labores de despacho. Durante bastantes años, en especial los inviernos tuve el placer de saborear aquella atmósfera intimista y peculiar. El discurso de Andrés era preciso y de una gran sobriedad, y las ambigüedades estaban de más. Sus valoraciones y confidencias fueron encadenándose en aquellas mini tertulias: los tratos con empresarios de alta escala como José Luis Marca o José Félix González, los anhelos del maestro Ortega Cano a través de unas cartas desde el presidio, donde manifestaba sus tremendos deseos de potenciar la "tacita de plata", -tal como él denominaba a "La Deseada".

 

Porque después de su familia, "La Deseada" fue el "leit-motiv" de su vida. Amplió su aforo, hizo una notable restauración del edificio, convirtiendo esta en un referente taurino de la región murciana. Quiso que aquél edificio tuviera un emblema, una imagen y por ello diseñé un cartel donde los componentes representaran la esencia ciezana, donde una figura femenina encarna la llamada "Deseada", mientras un torero excelso como fuera Manzanares (padre) ejecuta "media verónica" a un toro castaño. Como telón de fondo quedaba la fachada principal de la plaza ciezana.

 

Aunque sus emociones eran contenidas, Andrés asomó su lado más expresivo cuando contempló por vez primera el cartel. Nunca supe ni me interesaron sus tendencias políticas, porque entre personas con otras inquietudes de mayor calado eso está de más.

 

A su manera fue coleccionista de arte, sus gustos toreros iban en la línea de Curro Romero y Manzanares (padre); que hablar de su emblemática "Deseada" suponía un placer y por ello se emocionó cuando Victorino (padre) le dedicó los mejores elogios no solamente por la belleza de la plaza, también porque había dormido en la habitación reservada al mayoral, entre sábanas almidonadas y perfumadas. Victorino ya sufría tremendas dolencias y después de haber viajado desde su finca en Cáceres hasta Cieza se sentía fatigado, por lo que Andrés le propuso descansar en esa estancia de la propia plaza. ¡Ni en el mejor hotel de cinco estrellas he dormido mejor! -decía el prestigioso ganadero.

 

Sé perfectamente que con su desaparición marchó la caballerosidad plena, que su figura de otros tiempos tal vez se difuminó para siempre, porque encontrar seres de su "caché" humano no está al alcance de la mano. Pero los que amamos ese edificio centenario; -superviviente todavía en un lugar donde no es fácil que esto suceda-, tendremos siempre presente el espíritu que hizo posible ese milagro, saber que hubo alguien que veló por los sueños toreros de muchos aficionados ciezanos y no ciezanos.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.