Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 20 de Noviembre del 2019
Miércoles, 07 Enero 2015

Reviviendo Palomas y Mariposas (1), con algún que otro halcón (2) infiltrado. Crónica social endogámica

Valora este artículo
(1 Voto)

CLR/Bartolomé Marcos.

El viernes, 19 de Diciembre, respondiendo a la invitación difundida mediante guasaps (uno es que se va modernizando a su pesar y el tsunami tecnológico del móvil se revela imparable) participé en la tradicional cena de los medios de comunicación locales de Cieza, celebrada en los salones del Club de Tenis.

Allí estuvieron Pascual Gómez, antes de Radio Cieza Emisora Municipal y desde hace unos años principal muñidor de la página Cieza.es, que recientemente ha fijado su residencia en un ático de la Plaza de España y al que desde entonces (¿qué tendrá ese ático?) se le ve con un brillo especial en sus ojos, María Luisa Ortiz, ómnibus-woman de ONDA CIEZA, principal y casi única superviviente de las 4 emisoras de radio que llegó a haber en Cieza hace no demasiados años, en realidad hace muy pocos, y en cuya expresión facial habitual se conjugan la accesibilidad, la cordialidad, la jovialidad y el amor a la vida, a la par que un leve rictus de irónica retranca como diciendo ojo conmigo que aquí te espero y puedo ser mujer de armas tomar, Antonio Jesús Piñera, colaborador gráfico del diario La Opinión, que demuestra un día sí y otro también su ojo clínico para la fotografía, dotando de alma y vida sus composiciones, persona de gran sentido crítico, sentido común a raudales sobre todo, ingeniosidad manifiesta y buen compañero de mesa siempre.

 

No faltó tampoco Antonio Marín, el editor-director del semanario “El Mirador de Cieza”, cuya dilatada trayectoria de más de 26 años al frente de diferentes medios de comunicación lo han convertido ya por derecho propio en el Polanco ciezano. Antonio es the boss y hay que reconocerle que aunque no es persona de demasiadas palabras, sí sabe emplearlas bien y casi siempre usar la justa o hasta la refinitiva, que el lenguaje apanochado le gusta mucho a él. Tomás Moreno, responsable del portal digital “Cieza en la red” fue otro de los asistentes al ágape prenavideño. Tomás es persona joven, seria y sensata, que asistió acompañado por una encantadora jovencita, compañera de tareas de Cieza en la red, Miriam Salinas, animosa estudiante de periodismo, amante de la literatura, delicada, inquieta y sensible (o al menos todo eso me lo pareció a mí). Ella representa, junto a un ilustre ausente (esa noche) de las jóvenes generaciones que quieren ser testigos de su tiempo, Daniel Josué Rodríguez, el futuro de los medios de comunicación en Cieza, si es que los medios tienen algún futuro, que yo personalmente lo dudo, en un pueblo en el que no se vislumbra atisbo alguno de esperanza salvo para quienes estén integrados en pequeñas o grandes mafias locales, que haberlas haylas.

 

En principio íbamos a ser 12 en la mesa, los 12 apostoles, así, sin tilde, pero finalmente, Piedad Quijada, ex de muchos medios de comunicación ciezanos, que había postulado desde el chat la que habría de ser “gran noche” y que nos condujo a todos hasta aquella mesa, acabó no yendo, por surgirle un compromiso que no pudo obviar. Sí estuvo quien por apellidos era y fue el único caballero de la mesa, Don Claudio ídem o sea, Caballero, reportero todoterreno, redactor y fotógrafo de El Mirador de Cieza y La Opinión de Murcia y persona amable y servicial donde las haya, ser humano naturalmente bueno. Y estuvo también otro inquieto plumilla (aunque el diminutivo no le hace justicia porque se trata de una de las mejores y más inspiradas plumas de Cieza) de la civilizada competencia del anterior, de La Verdad de Murcia, Antonio Gómez Ruiz.

 

Participó asimismo de la gastronómica y animada reunión Marivi Gómez Díaz, habilidosa y sutil encajadora de galeradas, cíceros y columnas, que ya no se llaman así, encargada de conferirle semiótica gráfica al semanario El Mirador, semanario en el que trabaja prácticamente desde que El Mirador existe. Y estuve yo mismo, este que les escribe apresurada crónica de acontecimiento social prenavideño en la Navidad del 2014, el más veterano de todos, por no decir el más viejo, que para el caso es lo mismo, Bartolomé Marcos, que los quiero a todos mucho y que a bastantes de ellos hasta los admiro, siquiera sea por la heroicidad inherente a sus deseos y afanes de ocupar su tiempo en tareas de escaso reconocimiento y peor retribución en los días que corren hogaño, descorazonadores e inciertos.

 

Bien podría decirse que la mayor parte de ellos trabajan por puro amor al arte. Pero están ahí, siguen ahí, cumpliendo un necesario servicio público, informando y opinando con ecuanimidad y rigor en el contexto de una selva inextricable, inexplicable, absurda, salvaje y hostil de sedicentes medios de comunicación escritos, sonoros, audiovisuales o de pintorescas y omnipresentes redes sociales que han otorgado patente de corso a la más completa banalidad informativa y que han elevado lo que no es sino amplificado y monstruoso mentidero de cotillas de patio de vecinos a la primera posición del ranking de los medios. Porca miseria, ¿verdad?. Pues sí, allí estuvimos, más contentos que nunca, poniendo buena cara a tiempos hoscos y luchando contra la apretada y bizarra muralla de cristalería ininteligible que suele colocarse entre comensales y viandas en ocasiones como ésta.

 

Sí, allí estuvimos, intentando acceder sin estropicio a canapés, calamares y ensaladas y hablando de todo lo divino y todo lo humano (sí, de política también, y de las próximas elecciones municipales también) en un clima de gran cordialidad y camaradería, sin ser conscientes quizá de estar siendo protagonistas de un tiempo que termina. El mundo de hoy ya no es el de ayer, y será muy distinto del de mañana y del de pasado mañana. Por cierto, todos y cada uno pagamos religiosamente los 28 euros del cubierto, y además volveremos a juntarnos el sábado, 3 de Enero, ya de 2015. Que dure la agonía, que nos quiten lo bailao y lo comío por lo servío, que no sé si este último refrán viene aquí al caso o no, la verdad. ¡Tengan ustedes felices pascuas, que la felicidad, aunque no se la esperara, siempre es regalo bienvenido!.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.