Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 20 de Noviembre del 2019
Sábado, 07 Noviembre 2015

¿Qué es eso de municipio libre de circos con animales?

Valora este artículo
(1 Voto)
Marisa Gómez Marisa Gómez

CLR/Marisa Gómez (miembro de Ecologistas en Acción de Cieza)

Antes de escribir un artículo de opinión sobre las razones que deben conducir a la prohibición de los circos con animales, ya supongo muchos de los comentarios que provocará, puesto que aquí subyace un tema tan controvertido como son los derechos de los animales.

Ya imagino las palabras y en qué bocas: que si los ecologistas siempre dando el follón, que si hay cosas más importantes en las que ocupar nuestro tiempo, que si nos aburrimos y un largo etcétera de muestras de ignorancia y falta de educación y respeto.

 

Como estudiante de último curso de Veterinaria, conozco de primera mano los graves trastornos que pueden desarrollar los animales bajo situaciones de estrés y violencia. Como persona, no veo nada más importante que denunciar e intentar cambiar en la medida de mis posibilidades aquello que considero injusto. Es por ello que me uní a Ecologistas en Acción, y también por lo que decidí poner en marcha esta moción. Y porque, no nos engañemos, el mejor momento para cambiar las cosas es ahora.

 

Nuestro deber como asociación es difundir información suficiente para que las personas que contribuyen a este tipo de espectáculos dantescos, por ignorar que ocurre detrás del telón, puedan actuar en consecuencia. Y es que claro está, para un espectador el circo, en principio, no es un espectáculo violento. Y menos aún, a través de los ojos de cualquier niña o niño que, atraído con la idea de poder observar estos animales en vivo, pide a sus padres que lo acerquen a deleitarse con la imagen de los mismos, aún a través de los barrotes, en estrechas jaulas. Pero el adulto ha de ser consciente del sufrimiento que estos espectáculos implican, y en todo caso es responsabilidad de las administraciones públicas velar porque ciertos espectáculos no existan.

 

En 2004 La Organización Mundial de Sanidad Animal adoptó las denominadas “Cinco Libertades” reconociendo así que los animales tienen unas necesidades inherentes. Estas cinco libertades se identifican como la necesidad de (1) un entorno apropiado, (2) una dieta adecuada, (3) ser capaz de expresar los comportamientos propios de la especie, (4) vivir libres de temor y angustia y (5) libres de dolor, sufrimiento, lesión o enfermedad. Sin embargo pocas de estas libertades son respetadas en los circos.

 

Los animales de los que se han adueñado los circos pasan prácticamente toda su vida encerrados en jaulas, y muchos de ellos encadenados. Lejos de su entorno natural, son obligados por la fuerza a adaptarse a la vida del circo. También es importante destacar los viajes a los que son sometidos, generalmente en vehículos mal acondicionados para este fin, y soportando trayectos de varios días, en espacios reducidos, sufriendo las inclemencias climáticas. Esta vida genera en los animales gran estrés y ansiedad, condiciones que impiden a los animales desarrollar el comportamiento propio de su especie, lo que termina repercutiendo negativamente en su bienestar físico y psicológico.

 

A todo lo dicho, hay que sumarle el entrenamiento al que son sometidos los animales. Las escenas que el espectador observa desde la comodidad de las gradas, y lo que en apariencia carece de maldad, es sin embargo el resultado de un adiestramiento cruel y estricto, basado en la agresión y en el maltrato cuya finalidad es la desnaturalización de los animales. Osos tocando la trompeta, elefantes parados en dos manos, grandes felinos saltando aros de fuego…estas horribles escenas no se consiguen mediante caricias y premios, sino con una vida de dominación, confinamiento y entrenamiento violento. Aunque los circos siempre sostienen lo contrario, los entrenadores de espectáculos circenses usan métodos abusivos para adoctrinar a los animales, dominándolos por la fuerza y consiguiendo así que realicen tan “artísticos números”: cuerdas, bozales, mangos eléctricos, látigos y ganchos metálicos, son un claro ejemplo de herramientas típicas del entrenamiento de un circo. Afrontemos la realidad: los animales están siempre obligados a actuar, ellos no lo hacen porque quieren, lo hacen por temor a los castigos que recibirán si no actúan.

 

Este es el lado oscuro de los circos con animales, por no hablar de otros asuntos turbios que barren debajo de las telas de sus carpas, como es la relación con mafias dedicadas al tráfico ilegal de animales, uno de los más importantes a nivel mundial.

 

Frente a todo esto, los circos sin animales constituyen un reto para la creatividad humana. Son muchos los espectáculos circenses que han abandonado, o nunca han recurrido, al uso de animales. Ejemplo claro de ello es el canadiense Cirque du Soleil y el catalán Circ Cric, que demuestran a la sociedad la posibilidad de crear un espectáculo bello y atractivo para el público donde no hay cabida para el maltrato animal.

 

Espero no haber molestado a nadie con mis pobres dotes de redacción, y haber conseguido que el lector comprenda porque esperamos que Cieza se sume a los numerosos municipios que apuestan por la creatividad, y por la defensa de los animales frente al maltrato y la tortura.

 

Y para terminar, una reflexión del escritor y naturalista estadounidense Henry Beston, considerado uno de los padres del movimiento en defensa del medioambiente:

 

“Necesitamos otro concepto sobre los animales. Un concepto más sabio y puede que más místico. Alejado de la ley natural, viviendo en un artificio complicado, el humano examina a la criatura a través de la lente de su conocimiento y, por lo tanto, solo sabe percibir una imagen interesada, magnificada y totalmente distorsionada de sí mismo.

 

Los tratamos con condescendencia porque consideramos que son incompletos, inferiores a nosotros. Y allí erramos, gravemente erramos porque el animal no debe ser medido por el hombre.

 

En un mundo más antiguo y más complejo que el nuestro, se mueven realizados y con plenitud, dotados con sentidos más extensos que hemos perdido o que tal vez nunca llegamos a tener, guiados por voces que nunca escucharemos.

 

Ellos no son hermanos ni seres inferiores, no son esclavos, son otras comunidades atrapadas con nosotros en la red de la vida y el tiempo, nuestros compañeros presos del esplendor y las tribulaciones de la tierra.”

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.