Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 25 de Mayo del 2017
Jueves, 31 Marzo 2016

Parte I: La incertidumbre del tiempo en la Semana de Pasión

Valora este artículo
(3 votos)
La Santa Cena durante el Prendimiento La Santa Cena durante el Prendimiento Antonio J. Piñera

CLR/José María Cámara Salmerón.

Parte I: Los primeros días del lucimiento.

Tan solo habían pasado unos días desde que una gran mujer dormi, Dña María Ángeles Martínez Toledo embaucara a los cofrades ciezanos con un pregón lleno de nazarenia, sentimiento y pasión por nuestra Semana Santa de Cieza , unos versos que todavía jugueteaban en las capillas de la Basílica cuando los tambores volvían a marcar el inicio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

 

"Elevarán sus guiones y estandartes como llamando a las puertas del cielo para decirnos que una vez más han cumplido con la tradición, que nosotros y la Semana Santa seguimos vivos en sus corazones; que en cada adoquín de la carrera, en cada orquídea, en cada cirio, en cada redoble de tambor y en cada crespón negro se han acordado de nosotros y, como nosotros, han vuelto a gritarle al mundo: ¡Alegraos, Cristo ha resucitado!.

 

Todavía Cristo no había resucitado, quedaba una semana por delante donde los sueños, los reencuentros y los momentos inolvidables a la vera de un trono estaban casi a punto de caramelo, ¡¡estaban casi rebrotando por las angostas calles del Casco Antiguo de Cieza!!, hasta que llegó la hora en la que la OJE volvió a hacer sonar su cornetín de órdenes, ¡era la llamada a la Semana Santa de Cieza 2.016!, en esos momentos todo lo anteriormente dicho rebrotó e inundo las calles y callejuelas de esta nuestra Muy Noble y Leal Villa de Cieza.

 

Con el redoble acelerado del tambor y el alegre pasacalles de los Averroes el pueblo de nuevo volvió a abarrotar las calles para centrar su mirada en los tronos, así como volver a ser cirineos de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza .Volvieron los ciezanos y visitantes a abarrotar las calles que horas antes habían recorrido las manolas y manolos que vestidos de juventud, inocencia y alegría habían acompañado a los Niños de la Cruz otro año más, fueron esos niños la apertura a una tarde que estaba marcada en rojo en el calendario de muchos silenciosos cofrades que durante el año miraban desesperadamente el calendario, contando y quedándose a mitad ante la desazón de la larga espera, larga espera que llegó a su fin el Viernes de Dolores a las 22:00 horas de la noche, cuando por fin el reloj de los sueños nos despertó y nos volvió a convocar en el mismo lugar de siempre , la Esquina del Convento, lugar por el que Cristo Cautivo volvió a aparecer para encontrarse con la Mater Dolorosa, imagen inigualable de Gónzalez Moreno y que por unos instantes le quita a San Pedro su trabajo de guardián del cielo, pues el mismo cielo abre sus puertas para ser Cieza en la noche del Viernes de Dolores, noche, que con sustanciales cambios volvió a llenar las calles de la localidad de ambiente cofrade, ganas, ilusión y alegría por ver de nuevo un trono navegar entre las cabeza de las miles de personas que no dudaron en salir al encuentro de la Virgen de los Dolores en el día en el que abre la Semana Mayor de Cieza. Fue este año la entrada de la Virgen de los Dolores una vuelta a los años finales de los noventa, años en los que la OJE abría el cortejo y los Revoltosos ponían sus sones al lento y doloroso caminar de la imagen titular de la cofradía, imagen que este año no recibió ofrenda musical alguna más que la marcha necesaria para entrar y el siempre tan ''cuestionado'' Himno Nacional de España para entrar, pero lo que sí estuvo fue la devoción de una plaza que no espera a banda alguna, sino ver como la Virgen de los Dolores llega a la Plaza de la Asunción para anunciar que de nuevo la Semana Santa llega a las Calles de Cieza, que de nuevo las tortas de pan dormido y las habas serán los platos principales de la dieta ciezana en la semana de pasión ,amén de ser las túnicas las únicas protagonistas de las casas de miles y miles de ciezanos de corazón cofrade.

 

Sin apenas tiempo para dar dos pasos desde que la OJE se fue en ordinario las personas que se encontraban en la Plaza de la Asunción pasaron en unos minutos de vivir la Semana Santa más fervorosa y popular a la Semana Santa más sobrecogedora, religiosa y silenciosa, esa Semana Santa que cada Viernes de Dolores aparece en las esquinas del casco antiguo cuando una campana suena y a lo lejos se ve la imagen del Cristo de la Misericordia, imagen protagonista del solemne traslado, ¡y este sí lo es!, traslado que lleva a la sagrada imagen a recorrer calles tan inhóspitas para el cofrade y el espectador como pueden ser Bartolo Lopo, Desamparados o Cabezo, calles que invitan al recogimiento y a acercarse a ese Cristo al que se le pide Misericordia mientras es llevado por hombres y mujeres que no dudan en acercarse a la talla para portarlo sobre sus hombros, hombros que llevaron la imagen hasta la Casa Museo de la Semana Santa, lugar donde de nuevo volvió a estar cerca del romano que con su lanza prueba la divinidad del crucificado, acabando el traslado con una oración y el recogimiento propio de la puesta en el trono de la sagrada imagen.

 

La Semana Santa de Cieza no sería lo mismo sin la recordada ''Traída de los Santos'' traída que ocupaba la tarde de los añejos Miércoles Santo de la década de los noventa, tradición que con el paso del tiempo se bifurcó en los traslados que ocupan los días de espera hasta que Cristo entra en Cieza a lomos de un pollino. Es la jornada del Sábado de Pasión uno de esos días donde toda la atención se centra en otro traslado procesional , traslado donde la sobriedad y la juventud hacen del mismo un traslado que con el paso de los años gana en espectadores y en participantes, siendo la juventud de la hermandad el principal valor del traslado, juventud que con sus manos hacían tañer las campanas con las que anunciaban la llegada del titular. Pero hasta que esos momentos llegaran todavía debía la Samaritana reconocer a un colectivo como la Asociación Down Cieza la labor que hace en nuestra localidad en post de aquellas personas que sufren este trastorno del desarrollo, pero también nombrar su Samaritano de Honor de este año, titulo concedido a una persona que desde tiempos del recordado D. José Motos ha sido alma mater de esta entidad, una persona leal, trabajadora, luchadora y que siempre tiende la mano para ayudar, ya sea poniendo las varas a un trono o trasladándolo de un lado a otro, una persona que en su corazón lleva dos palabras marcadas a fuego , La Samaritana y el Cristo de Medinaceli, D. Pascual Bermúdez, vicepresidente de la Cofradía de la Samaritana y cofrade de los buenos. Fue la reconocida Asociación Musical ''No Tenemos Prisa '' de Abarán la que puso el punto y final al acto trasladando a los presentes al Convento de San Joaquín y San Pascual, lugar donde en el interior comenzaba a formarse el cortejo ...

 

El reloj que la noche anterior abría las puertas del cielo la noche del Sábado de Pasión marcaba con rotundidad las diez de la noche. Con cierto temor por el tiempo y la lluvia que había caído en nuestra localidad momentos antes del traslado la Cofradía del Cristo del Perdón se puso en la calle a los sones de ''El Evangelista'' . Desde el interior del templo decenas de niños se arremolinaban en las filas para llamar al pueblo de Cieza al encuentro con la magnífica talla del valenciano Mariano Benedito, talla que fue portada con gran solemnidad a lo largo de todo el cortejo, y que acompañado también de un nutrido cuerpo de nazarenos deleitó a los presentes en su caminar por calles tan tradicionales como Angostos o Cánovas del Castillo, desembocando el cortejo a la Plaza de la Asunción por el siempre tan artístico e impresionante Callejón de la Hoz. Solo unos minutos pasaron desde que la imagen salió de la boca de dicho callejón hasta que la Banda Municipal de Música de Cieza rompió el silencio de la plaza con los compases de la banda sonora de la noche ''Tras una Mirada Tuya'', banda sonora que propició el encuentro entre Cristo y esa magnífica talla de su Madre que el artista de los Ramos , D. José Antonio Hernández Navarro tallará para el grupo procesional del Encuentro de Jesús y María en la Calle de la Amargura. En resumen, un traslado lleno de solemnidad, elegancia y saber desfilar, que no hace sino evidenciar el crecimiento que esta cofradía viene sufriendo desde años atrás, crecimiento tanto en número de gente, presencia, saber desfilar y cuidado máximo de los detalles.

 

Decía el pregonero D. Pascual Santos : ''Durante los últimos meses, hemos ido descontando del calendario los días que faltaban y, sin quererlo, de nuevo todos nuestros sentidos empiezan a gozar con otra nueva Semana Santa. Ya todo está preparado, todo está listo, ya es, por fin, Domingo de Ramos ''. Efectivamente desde primeras horas de la mañana en las calles del casco antiguo se notaba una sensación distinta, se notaba un ir y venir de gente atípico de cualquier otro día, pero que en ese día era más que normal,¡ porque por fin era Domingo de Ramos!, ¡por fin Cristo llegaba a nuestras calles!.

 

Sobre las diez de la mañana los primeros redobles de tambor de la OJE de Cieza convocaban al pueblo como de antaño, los trajes azules de esta formación musical se entremezclaban con las túnicas de las dieciocho cofradías que presurosas se dirigían a las puertas de la Basílica de la Asunción para presenciar la bendición de las palmas...

 

Todo se detuvo y de nuevo volvió a sonar el pasodoble por antonomasia del Domingo de Ramos en Cieza ¡Los Dormis!, son los compases del susodicho pasodoble los que provocan la salida en ordilento del paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén de la Casa Museo de la cofradía dormi, poco a poco y sin prisa el paso fue avanzando por las distintas calles que conformaban el río de color e ilusión en el que de nuevo un año más se convirtió el recorrido procesional, un recorrido procesional por el que miles de personas pasaron a lo largo de las tres horas que duró la procesión, procesión que por otro lado llevo un ritmo rápido, como es tradicional el cortejo multicolor estuvo conformado por los nazarenos de las dieciocho cofradías ciezanas que con sus túnicas llenaron el recorrido de colores y vistosidad, haciendo de la Procesión de la Palma una de las más esperadas en los calendarios tanto del cofrade como del simple habitante de la localidad. La procesión acabó cuando al medio día la Agrupación Musical Averroes de la OJE de Cieza interpretó el Himno Nacional mientras que el paso fue lentamente mecido hasta encontrarse en su totalidad dentro de la Casa Museo de la Cofradía de la Oración del Huerto y el Santo Sepulcro. Después tocaba hacer una breve parada en el mapa de las procesiones para reponer fuerzas y disfrutar de las ricas viandas que los restaurantes ciezanos tenían preparados para los ciezanos y visitantes que ansiosos de reponer fuerzas se acercaron hasta sus locales.

 

Parte II: El tiempo aguó los primeros días de pasión

 

A las seis de la tarde se abrían las puertas de la Ermita del Santo Cristo del Consuelo, con mucha incertidumbre y miedo a que el Faro Luminoso de los ciezanos se mojara la Banda Municipal situó en sus atriles el Himno Nacional y con una luz especial comenzó a caminar la imagen más devocional de los ciezanos, el Santo Cristo del Consuelo. Al son de alegres pasodobles en tiempo record la sagrada imagen llegó a la altura del taller del reconocido tronista ciezano D. Bonifacio Pérez de Yebenes, lugar donde el cortejo paso de la alegría a la solemnidad propia de las marchas procesionales, marchas que imprimieron al cortejo esa esencia a Domingo de Ramos y Semana Santa de Cieza, pero aun así fue una tarde atípica donde mucha menos gente que otros años se animó a acompañar a la sagrada imagen, posiblemente recluidos en sus casas por el temor a una lluvia atemporal o una fuerte tormenta, la verdad es que la tarde fue desapacible, pero aun así no consiguió que el cortejo se detuviera, y avanzando a un paso más rápido la imagen llegó sobre las ocho de la tarde a la que será su casa hasta que de nuevo en la lúcida y alegre tarde del tres de mayo el Santo Cristo del Consuelo regrese a su ermita .Todo acabó en la Basílica de la Asunción , lugar donde se celebró la eucaristía, pues como decía este año la pregonera :'' Porque, en las buenas y en las malas trabajamos nada menos que por la Semana Santa de Cieza. Y seguiremos adelante, seguro, si ningún cofrade se siente por encima de su Cofradía, si ninguna Cofradía se siente por encima de la Semana Santa y si la Semana Santa no se siente jamás por encima de Dios.''

 

Los peores augurios se hacían realidad, cuando al alba los ciezanos alzábamos nuestras persianas y veíamos como la lluvia se convertía en elemento permanente del paisaje, así durante todo el día, no dejando ni siquiera que otro año más la Cofradía de Santa María Magdalena cumpliera su misión evangelizadora con el rezo de las estaciones por las calles del casco antiguo de Cieza, dejándonos estampas tan bellas como ver el Cristo de la Sangre bajar por la calle Mesones o salir del Callejón de la Hoz , pero en un acto brillante la hermandad volvió a entregarnos a los ciezanos uno de sus mayores iconos devocionales, pues a partir del momento en el que se anunciaba que el Vía Crucis era suspendido oficialmente la cofradía en un alarde de ingenio montó en las naves de la basílica un cortejo improvisado, disponiendo en el centro del templo la imagen de Luis Álvarez Duarte, en el altar mayor los Revoltosos y en la puerta de la sacristía la cruz alzada acompañada por dos ciriales y tras ella el Consiliario de la Junta de Hermandades Pasionarias y el presidente de la misma, todo esto dispuesto para rezar las estaciones del Vía Crucis en el interior de la iglesia, alzando el trono mientras la música se hacia la protagonista de la noche cuando cada tres estaciones el tambor marcaba marcha. Deleitando la hermandad de la Santa a los presentes con Vía Crucis distinto pero a la vez mágico y sentido, teniendo siempre presente la importancia de la religión en la celebración de la Semana Santa de Cieza.

 

El Martes Santo estaba llamado a ser el día en el que de nuevo las calles volverían a ver nazarenos y tronos al compás de solemnes marchas procesionales, motivo por el cual desde primeras horas de la mañana, y a pesar de la lluvia persistente, las cofradías de ese día preparaban con recelo y ahincó sus pasos procesionales, no dejando ni un solo momento de trabajar por que todo fuera bien en la tarde en la que en Cieza Cristo es prendido de una manera distinta y a la vez espléndida. Tarde que vio como a las siete la lluvia dejaba de hacer acto de presencia, acelerando los corazones de los ciezanos que como agua de mayo deseaban ver el Acto del Prendimiento y posterior procesión, y fue con la incertidumbre del tiempo como a las nueve en punto arrancó el acto que reorganizara el moratallero D. José Rogelio Fernández, un acto grandioso como siempre y que de nuevo mostró que Cieza vive y prepara su Semana Santa de una forma especial y que cuando se habla de Semana Santa todos van a una para alcanzar el mayor éxito posible, destacar del acto el cambio de sacerdote , siendo D. José Antonio García la persona encargada de encarnar la figura de Cristo.

 

Mientras que el cortejo avanzaba por la Calle Larga las primera gotas de lluvia comenzaron a hacer acto de presencia y la incertidumbre comenzó a reinar en el ambiente, fue el tiempo justo de salir el Nazareno a la Plaza de la Asunción y acabar el acto del Prendimiento cuando tristemente el cortejo tuvo que volverse a paso rápido en unos primeros instantes de duda y miedo ante lo que podía pasar, pero que en unos minutos los nervios se tornaron en calma y la lluvia dejó de hacer acto de presencia, dejando instantes para el recuerdo como puede ser la Oración del Huerto a paso rápido por la Calle Larga, el Prendimiento a paso ordinario mientras la OJE interpretaba marchas ordinarias o la Sagrada Cena entrando a la Calle Cánovas del Castillo desde la Panadería de la Cañeta, imágenes bellas dentro de lo triste del momento, tristeza enorme la que supone la suspensión de una procesión. Es aquí donde quisiera hacer un inciso breve , si me lo permiten.

 

Somos los directivos de las hermandades personas que no recibimos beneficio económico alguno por dirigir nuestras hermandades, somos personas que nos dejamos horas y horas durante el año, da igual si es junio o enero tenemos largas reuniones con el fin de preparar una sola semana. Los que tenemos un puesto de responsabilidad en una directiva y nuestros compañeros, desde la Junta de Hermandades Pasionarias y las dieciocho cofradías le restamos a nuestros familiares y a nuestro tiempo libre horas y horas durante el año para que el pueblo de Cieza pueda disfrutar de su semana mayor plena de garantías, y con el tesón y la elegancia que una Semana Santa como la nuestra merece, es por esto por lo que antes de criticar las decisiones de unos y de otros, antes que ir a facebook y escribir cualquier tontería debemos pensar que las personas que comandan las cofradías de Cieza toman las decisiones siempre pensando en el bien tanto de las personas como de los componentes que conforman las procesiones de Semana Santa. Señores y señoras esos directivos se merecen nuestro mayor respecto, pues gracias a ellos tenemos la Semana Santa que tenemos, y todos y cada uno de nosotros podemos disfrutar de unas procesiones inigualables y que son el orgullo de nuestro pueblo, debemos respetarlos siempre, tomen la decisión que tomen, y siempre debemos darles gracias por comandar de una forma tan correcta el gran sueño que es la Semana Santa de Cieza, así que si usted en algún momento escribió alguna tontería contra esas personas deben hacer dos cosas, primero pedirles perdón y luego darle gracias, y si no los criticaron respétenlos siempre, pues somos lo que somos gracias a ELLOS y a su esfuerzo constante durante los 365 días del año.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.