Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 20 de Setiembre del 2019
Domingo, 03 Enero 2016

La princesa y el líder mesíanico

Valora este artículo
(1 Voto)
Giovanni R. Tortosa Giovanni R. Tortosa CLR

CLR/Giovanni R. Tortosa.

-¡Esa tía tiene mas credibilidad que Rajoy!....

 

-¡Por favor Elena; hasta la familia Simpson tienen mas credibilidad que ese señor!...

 

-Y ya quisieran esos profesionales de la política tener el gancho y el carisma que ella tiene con la gente. Ella si es realmente popular.

Elena Baeza es de Chinchón, y trabaja como funcionaria en Madrid. Ha querido aprovechar el puente de la Constitución para viajar hasta Francia, donde vive su amiga Paloma Dominguez. Paloma; -como tantos españoles- tuvo que abandonar el solar patrio en busca de mejores oportunidades profesionales. Se dedica a la música lírica en calidad de soprano, y en Francia su carrera remontó el vuelo; ya que en España apenas le dieron oportunidades, a pesar de su buena técnica vocal e interpretativa. Además, en el país vecino no tiene que pagar los elevados impuestos que se pagan en el suyo, solamente por trabajar. Y también se percató del trato deferente que los gobernantes galos dan a la cultura y el arte; de hecho, incluso tienen leyes de mecenazgo.

 

-¡Pues si; medio país esta conmocionado por ella! -suspira Elena.

 

-¿Tan fuerte ha sido la cosa? -replica Paloma.

 

La princesa acaba de sufrir una "puñalada trapera" por parte de uno de sus hombres de confianza. Y ha sido donde mas duele: en el bolsillo.

 

-Para mi es la gran triunfadora española; a pesar de su cultura de suburbio, de su vulgaridad; pero tiene su merito, -ratificó Paloma.

 

-Si; eso es cierto. Y desde que monseñor Jorge Javier Vazquez la bendijo y elevo a los altares, convirtiéndola en "princesa del pueblo" esta imparable; -remachó Elena.

 

-A esa si le votaba yo; -por lo menos tiene apariencia real, no parece de plástico como los egregios políticos hispanos.

 

-¡Por dios Paloma; ahora tenemos hasta un líder mesiánico para completar el nutrido catálogo!

 

-Pues fíjate; si se colocase unas lentillas azules hasta le parecería al actor inglés Robert Powell;-aquel que hizo de Cristo en "Jesús de Nazaret" de Zefirelli. -insinúa Paloma.

 

-Ese tío habla al corazón de las gentes. Flagela la corrupción; habla claro, no se anda con rodeos. En cierto modo usa la misma técnica de Jesús el "histórico", claro. No el otro Cristo, el inventado por Pablo de Tarso y reafirmado y potenciado por la Iglesia. Claro, que si de nuevo retornara, volvería a fracasar....

 

-¿Te refieres al Jesús "histórico"?

 

-Por supuesto.

 

Paloma reside en Niza; ha mostrado parte del entorno de la ciudad a su amiga y acaban de recalar en el lujoso bar del emblemático hotel "Negresco"; -donde entre otras cosas, cuenta la leyenda que una modelo y amante de Picasso se suicidó en una bañera llena de champán rosa; hastiada de las infidelidades del pintor malagueño.

 

Las dos españolas han superado la treintena. Atractivas, desenvueltas y con aire transgresor, se sienten indignadas por la pobreza en que se halla sumido su país. Y no es solamente pobreza económica, mas bien la falta de ilusiones, la apatía que envuelve la atmósfera española.

 

-¡Ahora; eso si, nadie como él ha tenido la exquisitez y sensibilidad para defender a los chorizos de "guante blanco" de su entorno!...En eso ha sido único; puede que sea lo mejor de su mandato. -Exclama Paloma mientras con una mano se saca el sombrero que lleva colocado, modelo "borsalino" y hace un gesto como de pequeño brindis.

 

-¡Parece como si tuvieran el mismo alma que tienen los cajeros automáticos! -replica Elena.

 

El camarero acaba de abrir una botella de champán, rellenando las copas y ellas se disponen a brindar por la reciente sentencia de un juzgado de Madrid, que condenaba a un policía; -el cual hace año y medio humilló a Elena en el aeropuerto de Barajas. El juez ratificó que toda mujer tiene derecho a usar un vibrador donde le de la gana, sin que este objeto pueda ser sustituido por un hombre de carne y hueso, por muy policía que este sea.

 

Elena había regresado de un viaje a Sudamérica y estando en el control de equipajes un policía registraba el interior de su maleta, palpando entre sujetadores y bragas cuando de repente la pila del artilugio erótico se activo, alertando así al funcionario. Éste saco el vibrador, a la vez que miraba con cierto sarcasmo y refunfuñaba: ¡señorita, no se para que lleva esas cosas, habiendo hombres; -como en este caso, yo mismo!...¡ya me entiende!... En segundos, la piel de Elena pasó de un discreto rosa pálido a un rojo incendiario. La humillación fue tal que de inmediato le denunció. Y ahora un juez le daba la razón. Puede que la sentencia sentara jurisprudencia y que sirviera como un paso mas en la libertad de la Declaración de los Derechos Humanos de la mujer....

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.