Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 19 de Setiembre del 2019
Viernes, 19 Abril 2019

La mentira como esencia política

Valora este artículo
(5 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Básicamente porque tenemos consciencia de él, mientras que el futuro por definición aún no existe y el presente es efímero, no deja poso hasta que se convierte en pasado.

Así que echamos mano del pasado como reservorio de experiencias; al fin y al cabo es lo único que tenemos, los recuerdos. Y yo al menos no recuerdo una campaña electoral con tamaño recurso a la mentira, la invención y el embuste como la actual.

 

He hablado algunas veces de este señor y lamento repetirme. Pero es que su capacidad para asombrarme negativamente no tiene límites. Y me temo que no sólo me asombra a mí, sino a millones de sus potenciales votantes.

 

El señor Casado es la impostura hecha carne. Su propio currículum así lo afirma, con unos estudios y títulos de muy dudosa procedencia, realizados en tiempo récord justo en el momento en que eran necesarios y sin que quede prueba alguna (él mismo se ha negado a mostrarlas) de la realidad de sus méritos. Su escalada en el Partido Popular de la mano de Esperanza Aguirre y en última instancia de José María Aznar le colocó en una posición de segunda fila pero privilegiada cuando Mariano Rajoy intentó la renovación cosmética del partido. No sé si Rajoy confiaba en él, pero al igual que le sucedió a Mariano en su momento Casado no era su opción para liderar el partido tras la moción de censura y el congreso. Sin embargo Casado, aunque no fue votado mayoritariamente por las bases, si consiguió el apoyo del aparato, y una vez en la presidencia del PP destapó el tarro de sus esencias.

 

He comentado en varias ocasiones la derechización absoluta del Partido Popular de la mano de Casado y su total abandono del centro, el cual intenta reconquistar ahora simplemente pidiendo a los votantes huidos que vuelvan, pero sin ofrecerles un solo gesto político. Por la derecha el PP ha perdido también votos, recogidos por Vox. Casado ha vislumbrado el peligro de debacle, al menos en su partido; ya pudo degustarlo de primera mano en Andalucía, donde sólo la posibilidad de un gobierno de coalición ha enmascarado el batacazo de su partido en esa comunidad.

 

El peligro es real. Todas las encuestas coinciden, tan sólo varían en la gravedad del desastre que acecha al Partido Popular. Es, en teoría, responsabilidad de Casado cambiar el rumbo del barco para evitarlo o al menos paliarlo. Hace unas semanas hubiera sido un buen momento para intentar acercarse al centro, arrancar votos a Ciudadanos, pero Casado no lo ha hecho. La reacción del líder popular ha sido muy propia de políticos de poco recorrido y escasa capacidad: el insulto, la invención descarada, la mentira tan evidente que sonroja, la deslealtad con su propio país, han sido los métodos que ha utilizado Casado para intentar limitar el desastre que se adivina en el horizonte. Desde que el PSOE ha destruido España y se ha vendido a los independentistas (debería decir exactamente cómo, porque las elecciones que se van a celebrar demuestran precisamente lo contrario) hasta que va a ilegalizar los partidos independentistas o que no respeten la Constitución (cosa que la propia Constitución prohíbe). Mentiras con tan poca credibilidad y tan poco éxito que incluso dentro de su propio partido son varias las personalidades que le han llamado la atención por su actuación que puede tildarse sin duda de completamente contraproducente para los intereses de la formación.

 

No es Casado el único que se inventa una España que no es real, que no existe. Vox puede dar lecciones de mentir a cualquiera, llegando a filmar incluso falsos vídeos para demostrar sus embustes. De hecho los líderes de Vox rehúyen la confrontación directa y el debate porque saben perfectamente que la mayoría de sus aseveraciones son falsas, puras invenciones, y que rápidamente se verían desenmascarados. Incluso su propio mensaje es falso: aprovechan el miedo a lo desconocido, el nacionalismo a ultranza, el desencanto de los votantes con los partidos tradicionales, la existencia de sectores de población que no se acomodan a la nueva sociedad y el malestar por la crisis que, digan lo que digan, sigue padeciendo el español de a pie para ocultar la verdadera esencia de su programa político: el desmontaje del estado del bienestar y la eliminación de los derechos de los trabajadores. Y todo ello con un objetivo único y claro: que los poderosos lo sean aún más, que no tengan que pagar impuestos y que volvamos a una situación social y económica propia de finales del siglo XIX y no de principios del XXI.

 

Estos dos partidos son sin duda los que más recurren a la mentira y a la invención, pero no son los únicos en utilizarla. Ciudadanos, por ejemplo, se inventa su propio carácter centrista mientras gobierna en Andalucía mediante un pacto (por mucho que lo nieguen, lo disimulen y lo edulcoren) con la extrema derecha de Vox, pacto que están dispuestos a repetir a nivel nacional. El PSOE no ha cumplido muchas de las promesas que lanzó al volver al gobierno, y no sólo por falta de apoyos, como el mismo gobierno ha demostrado con los llamados “viernes sociales”. Los independentistas, a pesar de serlo, participan en las elecciones estatales que en mi opinión deberían repudiar como “no suyas”, al tiempo que siguen engañando a sus pueblos con hipotéticos paraísos nacionales que serían en realidad auténticos infiernos. La izquierda de Podemos se consume en luchas internas mientras no afronta su verdadero problema: el abandono de la transversalidad y la implantación de una única opción ideológica en un partido que nació como formación para todos, no para algunos. De cualquier modo no se puede negar al PP de Pablo Casado y a Vox su primacía en el palmarés de la utilización casi exclusiva de la mentira como argumento político. Y no lo digo yo: lo confiesan incluso altos cargos de dichos partidos.

 

Vamos, que al final tendremos que elegir al que menos mienta. O mejor nos engañe.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.