Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 30 de Setiembre del 2022
Saturday, 25 December 2021

En defensa de nuestros sanitarios

Rate this item
(3 votes)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Desde hace muchas décadas los profesionales de la sanidad son respetados y queridos por la mayor parte de la ciudadanía.

Son también admirados, por cuanto a este respeto se une el ejercicio de una actividad en teoría bien remunerada y con un alto prestigio social. Y pocas cosas hay más hermosas y gratificantes que cuidar a los demás e incluso salvarles la vida.

 

Cuando llegó la pandemia los sanitarios constituyeron la línea final de defensa contra el virus. Casi sin equipos, desconociendo a qué se enfrentaban, mermados en número por los sucesivos recortes a la sanidad pública, muchos de ellos pagaron el precio más alto por su esfuerzo en pro de los demás: sus propias vidas.

 

Y después, hasta el olvido. Muchísimos sanitarios y sanitarias fueron despedidos una vez pasado lo peor de la pandemia, las primeras y mortíferas olas que desbordaron a un sistema sanitario tremendamente debilitado. Y sus avisos, sus recomendaciones, sus advertencias, cayeron en saco roto. Y así nos vemos hoy, de otra vez sumergidos por este nuevo tsunami epidemiológico que, aunque tiene muchas causas, a sus consecuencias solo se enfrenta un gestor: los sanitarios.

 

Y he aquí que en Madrid, capital del reino, la presidenta de la comunidad autónoma se ve sobrepasada por los datos muy negativos de la pandemia en su región. Una presidenta, por cierto, que luce orgullosa su falta de medidas preventivas contra la pandemia. Que falsea tasas y números sin rubor alguno. Que hace siempre lo contrario de lo que los demás acuerdan. Que, entre sus escasas medidas tomadas desde que asumió el cargo, tiene a bien cerrar más de cuarenta centros de atención primaria y despedir a miles de sanitarios contratados en lo peor de las primeras oleadas de la COVID-19. Aunque la actual esté incluso superando a las iniciales.

 

Y la ínclita presidenta no tiene otra ocurrencia para intentar esconder su nefasta gestión en cuanto a política sanitaria se refiere que afirmar que los médicos y médicas, las enfermeras y enfermeros, los y las auxiliares y demás personal de la sanidad madrileña no están trabajando lo que deben y que existe un complot (solo le ha faltado lo de judeomasónico) para que la sanidad no funciones y así desprestigiarla a ella. Acusando, además, a los médicos de izquierdistas y de querer conservar sus privilegios sindicales. Ya sabéis, lo de las mamandurrias de Aguirre, aunque curiosamente sean ellas después las reinas de las mamandurrias.

 

El golpe ha sido bajo. Muy bajo. La misma política que alegremente cierra las urgencias de los centros de atención primaria, cuando no los propios centros, acusa ahora a los profesionales de los centros supervivientes de no trabajar lo suficiente. Olvidando de paso que estos centros carecen del personal imprescindible para atender a quienes acuden ante la posibilidad de haber contraído la enfermedad precisamente porque ella ha despedido a ese personal. Genialidades de esta presidenta, que anuncia de paso investigaciones y posiblemente purgas de los teóricos (que no reales) saboteadores de la sanidad pública madrileña.

 

Aunque no nos llamemos a engaño. A esta mujer la votaron, y en gran número, los madrileños y madrileñas, venciendo de manera sorprendente y por mayoría en las últimas elecciones regionales. ¿Qué ofrecía? Libertad. Libertad para tomarse una caña. Libertad para cerrar centros de atención primaria. Libertad para despedir sanitarios. Libertad para bajar impuestos a los ricos. Libertad para subvencionar los toros, libertad para cazar animales, libertad para llevar a cabo privatizaciones, libertad para desmantelar lo público… Y otras muchas libertades que sin duda se tomará la presidenta sobre las espaldas y los dineros de los madrileños y madrileñas. Incluidos aquellos que no la votaron.

 

Y lo peor es su desvergüenza. Porque incluso quienes trabajaron para ella dirigiendo la sanidad y fueron defenestrados por no poder cuadrar el círculo de atender a más gente con menos recursos, han hablado alto y claro: la única y exclusiva culpable de lo que está ocurriendo en una Comunidad de Madrid que bate récords de contagios es, única y exclusivamente, su presidenta. Y estos profesionales, al contrario que ella, sí saben de lo que hablan. Y se ven igualmente insultados por quien no tiene un ápice de decencia, de dignidad ni de moralidad. Por ello, y desde aquí, quiero defender a unos sanitarios que se han comportado como auténticos héroes y heroínas y que son atacados y atacadas de forma miserable por políticos indecentes con muchos, muchos muertos a sus espaldas.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte