Logo
Twiter Facebook Meneame
Viernes, 30 de Setiembre del 2022
Saturday, 10 July 2021

El Viaje (más final aún) a Ninguna Parte. Unos cuantos sinsentidos…entre muchos

Rate this item
(1 Vote)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

En estos tiempos en los que cada día que pasa estoy más cerca del socrático “sólo sé que no sé nada”, ni falta que me hace (y un pito que me importa), y cuando la clase política, lejos de practicar la mínima, pero necesaria, pedagogía social, e incluso -si falta hiciera (que la hace)-, ejercer un poquito del paternalísimo, y hasta patriarcal y bienintencionado despotismo ilustrado, que, sobre todo si es ilustrado, tan bien nos vendría en estas tenebrosas circunstancias por las que como sociedad atravesamos, poniendo algo de luz en la generalizada ceremonia de la confusión y el caos a la que devenimos un día sí y al siguiente más…en estos tiempos, sí, digo, porque tampoco tenemos otros, la verdad, antes de que empiecen a proliferar signos evidentes de la apocatástasis previa al final de los tiempos (que, aunque todo sea, no debe andar muy lejano), voy a permitirme arrojar una tenue luz sobre temas controvertidos del momento, que no debieran serlo: ni controvertidos, por absurdos, ni del momento, por cuanto que evidentemente hay urgencias mayores, en situación de emergencia como estamos…o casi.

Discúlpenme si se me llegara a poner la lengua incluso un poco mordaz, escatológica y apestosilla, pero es que ando cabreado, la paciencia se me agota y el vaso empieza a rebosar, y-como mi cabeza- a derramarse incontinente. Y como sólo tengo palabras, las palabras, precedidas por chorros de iracunda mala baba, empiezan a encenderse, a incendiarse, a dispararse y quizá hasta disparatarse en tropel, como le pasa cuando escribe a mi amigo y escritor recurrente del París de la Francia, Prudencio Gómez Cutanda, al que hace algún tiempo que no veo…creo que andaba, siempre con Piedad Caballero, su santa, por Arguineguín, en las Canarias, a donde dice que habían conseguido arribar, cosa extraña, sin necesidad de patera. Pero vamos ya con algunos de los sinsentidos de aquí y ahora, dentro de la amplia y variada oferta que ofrece este tiempo nuestro de desastres e infortunios del verano de 2021…

 

LEY TRANS: innecesaria y gilipollesca, una mierda de ley como un casoplón de grande, como un templo de Salomón, que no va a resolver ningún problema y que va a crear bastantes. Si no, al tiempo, que muchos de ustedes lo tendrán, más que yo, para comprobarlo. Encima, financiando con los impuestos campañas risibles e idiotas como la del todos, todas, todes, que pone en evidencia la pura necedad de su zafia e ignara ministra promotora. Por no hablar de los palabros que introduce esta basura de ley en los códigos Civil y Penal. A partir de ahora, una viuda será “una cónyuge supérstite gestante”, una madre “progenitor gestante”, un ciudadano que se identifica con el sexo asignado al nacer se denominará “cisgénero”, un individuo que no se considera ni hombre ni mujer es “no binario” y uno que lo hace con todos los géneros es “pangénero”. ¿Se puede ser más tonto, tonta, tonte? Sí, siendo tonto, tonta, tonte y, además… gilipollas.

 

INDULTOS: aquí debe haber una errata. Debería haber puesto, sin duda, insultos, del Gobierno de la nación, del (infame y traidor) Gobierno de España, hacia el conjunto de los españoles y hacia España misma. He seguido de cerca en los últimos años, con mucha preocupación porque afectaba a un territorio que también considero mío, el desenvolvimiento de los acontecimientos en Cataluña, eso que han dado en llamar “el conflicto político catalán”, cuando no es más que el intento, casi consumado ya, de robarle al conjunto de los españoles, una parte preciosa de su patrimonio de siglos, y que vengan ahora con los indultos, y aunque sé que el juego de palabras resulta facilón, me lleva a concluir que este gobierno infame y traidor, con esa generosidad digna de mejor causa, porque aquí debería tratarse de justicia y no de estúpida, despreciable (y despreciada por sus beneficiarios, por cierto) magnanimidad, y este gobierno de mierda, infame y traidor, ha decidido conceder los indultos a 9 delincuentes políticos catalanes a los que deja indultados, impunes, en libertad después del ridículo paripé de prisión al que habrían estado sometidos, y ufanos de sus gestas con las que, a buen seguro, urdirán en breve su ridícula epopeya, dejando por el contrario insultada, corrida, apaleada y avergonzada a la inmensa mayoría de los españoles. Eso es un gobierno, con un par…para lanzarse al vacío y precipitar a España con ellos…aunque para mí es, también, ya lo he dicho antes, un gobierno de mierda (…que a la mierda puede irse).

 

O el virus este también de mierda que sigue paseándose, chulesco, por España, más ancho que largo, incidiendo ahora más en la gente joven, después de que lo hubiera dado precipitadamente por vencido el Gobierno de mierda que padecemos, hasta en dos ocasiones. Un virus sobre el que las últimas investigaciones, aún sin culminar completamente, se inclinan por confirmar su indudable origen chino, como resultado de experimentos de laboratorio en Wuhan, algo que se descartó hace un año y que ahora vuelve a proponerse como explicación más plausible y convincente. Sí…No voy a decir que yo ya lo dije, pero lo dije…y lo escribí.

 

El CASTELLANO y el CATALÁN: no hay color. Son dos lenguas diferentes, hijas de la misma madre, el latín. No hay por qué comparar a dos hermanas, una de las cuales, el catalán, salió indiscutiblemente, menos pujante, hermosa y lozana. El catalán es más feo, más pedestre, más paleto, más cateto y más aldeano y huele más a espetec, chorizo y butifarra. Vamos, una lengua perfectamente prescindible ¿Verdad usted? El conjunto de España, con el concurso de la propia Cataluña, les hizo a los catalanes, el regalo más precioso que pudieron soñar jamás: les regalamos una lengua de civilización y de cultura de las más importantes del mundo como es el castellano. Los hicimos más ricos en pesetes, euretes (que es lo que a ellos más les importa) y en biensonantes palabretas (que es algo que viene a darles lo mismo, vamos, que les importa una mierda).

 

Vale por hoy. Otro día hablaré de un asunto delicadísimo, el de las pensiones. Como saben, yo llegué hace diez años a la edad de jubilación, voluntaria en mi caso, a los 60 años. Hasta la fecha, y acabo de cumplir setenta, la he cobrado puntualmente. Es mi derecho, así que gracias por nada… Se lleva mucho tiempo diciendo que el sistema es insostenible y probablemente sea verdad, pero la culpa, desde mi punto de vista, vuelven a tenerla bancos, banqueros y políticos choriceros, amendrugados y apesebrados. Eso sí, el que avisa no es traidor. Formo parte del colectivo probablemente más numeroso de la sociedad española. No me toquen la pensión. No me la toquen. Por mi pensión, yo…yo…Por mi pensión…¡¡¡MATO!!! Si me acuerdo, esta semana volveré a leer a Beckett y a E.M. Cioran, una nueva relectura que me permitirá reasumir, una vez más, la experiencia sublime de la vaciedad, para sentirme lleno de nada y de vacío. Igual que ustedes, pero yo, sabiéndolo. Ya saben: sólo sé que no sé nada…

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte