Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 18 de Octubre del 2021
Viernes, 24 Septiembre 2021

El Viaje (más final aún) a Ninguna Parte. SALINAS, nuestro hombre en Tabarnia-Cataluña

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Mientras la fin del mundo estalla en la isla canaria de la Palma con la erupción del volcán Cumbre Vieja, sorprendentemente convertido en estímulo turístico por la ministra del ramo, y una gigantesca y amenazadora luna llena de septiembre se instala a la derecha del monte de la Atalaya a eso de las 6 de la mañana, el oligopolio infame político “latronil” de las cuatro hidrópicas sanguijuelas, Unión Fenosa, Endesa, Iberdrola e Hidrocantábrico (y la puta madre que las parió a las cuatro) se instala también en la insaciable avaricia…

Este es el momento, se han dicho a sí mismas en secreto contubernio, de hincar el diente a fondo en la yugular de los más pobres, chuparles hasta la última gota de sangre si preciso fuera, y dejarles claro que ellos (y sus compinches de la política aupados en las muelles poltronas de los consejos de administración) tienen la sartén por el mango, y que nosotros, los parias de la tierra, tenemos que apechugar con la exorbitante cuantía a la que impunemente está llegando el recibo de la oscuridad a la que nos condenan, sin que ni Dios, ni patria/matria ni Rey, puedan hacer nada por impedirlo. Dios dijo aquello de fiat lux…y la luz se hizo. Después se la quedaron esas sanguijuelas y vampiros de guante blanco…

 

Pues bien, hecho ese apunte contextual de la actualidad más sangrante e insultante, toca aquí y ahora ocuparse una vez más de la disparatada y esperpéntica, además de igualmente sangrante e insultante “cuestión catalana”, para caldear la caldera del volcán y ponerla al borde de la explosión, que puede ser que también acabe explotando, como el Cumbre Vieja, volcán neófito con nombre de licor o vino de crianza, aunque estos catalanes son bastante comodones y hasta no poco cobardicas, y no sé si, llegado el momento, se atreverían a hacer realidad ese displicente y desahogado “o tornarem a fer”. Esperpéntica cuestión catalana que puede apreciarse hasta en la estampa física contrapuesta de los dos presidentes, el de España, Pedro, ninot grandote y risueño, y el de Cataluña, Pere, que es también Pedro en catalán, muñecote pequeñajo y triste, cristobica de “charlotá”… y eso que cobra bastante más que el grande, lo que siempre es un contento (más aún si eres catalán). Y es que el separatismo catalán no deja de sorprender, por ejemplo, en su intento -baldío-por censurar y hasta eliminar el español en Cataluña, desposeyéndose a sí mismos de uno de los mayores, mejores y más preciosos regalos que les ha hecho el destino, o, como ellos gustan de llamarla, la puta España. Les ha salido otro “cráneo previlegiado” (sic), el diputado por Gerona de JuntsxCat en el Parlament Salvador Vergés i Tejero que presume públicamente de no utilizar el español desde el pasado 1 de enero, y que ha invitado a sumarse a su ridícula y empobrecedora iniciativa a todos los catalanes y catalanas. Mira que Cataluña ha tenido y tiene mentes preclaras e ilustres. Pero en la actual coyuntura parece que brillan por su ausencia. En más de una ocasión el tal Vergés ha mostrado su supremacismo catalanista. Es defensor de que los catalanes «son diferentes a los españoles». «Nosotros somos diferentes, nosotros no tenemos nada que ver con esa gente», aseguró durante un discurso el pasado mes de diciembre.

 

Y sí, vamos ya ahora con nuestro hombre en Tabarnia-Cataluña, Antonio Gómez Salinas, ciezano de pura cepa, charnego a su pesar por circunstancias de la vida y decisiones quizá no siempre bien sopesadas de juventud, a quien le preguntamos periódicamente, como un testimonio de primera mano, por la situación que se vive en Cataluña, y sobre la que, a vuelta de “guasaps”, de manera casi telegráfica y a “vuela pluma” (que probablemente es algo que se agradece después de soportar mi prosa premiosa y diletante) Antonio nos dice: sobre Cataluña pocos cambios hay. Los indultados preparan su "diada", el próximo día 11, diciendo que lo volverán a hacer. A Puigdemont se le han descubierto algunos tratos con la Rusia de Putin, mafias y espías. Pero continúa la calma chicha del separatismo protegido por el gobierno de España. Lo del exobispo (Novell) es casi cómico. Es separatista pero también ortodoxo en el dogma católico, salvo en el tema de la castidad. Por su ortodoxia, más clara que la del mismo Papa, era odiado por la progresía podemita y separatista. Finalmente ha tirado la toalla y se ha ido a vivir con la novia. La iglesia católica debería aceptar el celibato opcional para sus ministros, tendría menos deserciones.

 

Más pueden tetas que carretas, amigo Antonio, y no hay mejor explicación. Hace referencia después Antonio Gómez Salinas a mis comentarios en diferentes artículos sobre mis visitas a la estación del ferrocarril para ver pasar el tren Alvia y apunta Antonio que cuando tanto nos dicen desde el ecologismo de todos los partidos que usemos el transporte público Renfe parece ir en sentido contrario. Ya no hay servicio directo entre Barcelona y Murcia, vía Valencia y Alicante. Ahora tienes que ir a Madrid en AVE y coger allí el Alvia hasta Cieza. Ahora son 900 km en lugar de 600, aunque el tiempo y el coste del viaje han variado poco. Tampoco sirve de nada la Tarjeta dorada de los mayores de 60. Cuesta 6 euros pero en mi viaje no supone ningún ahorro. Tampoco hay tarifas "promo”, En fin…un panorama desolador. Vamos, que no se lo ponen fácil precisamente viajar a Cieza en transporte público a este ciezano de la diáspora. Se interesa después Antonio por algunas noticias de Cieza que le han llegado como la de que estarían construyendo un hotel en Cieza en la antigua "Casa de la Encomienda", y que al excavar han encontrado restos de murallas medievales. Y pregunta: ¿en qué parte de Cieza queda eso? Le respondo que la Casa de la Encomienda está situada junto a la ermita de San Bartolomé y el Muro. Bartolo (dice Antonio), aquí lo dejo. Sigue escribiendo tus artículos y mantén la salud.

 

En eso estoy, amigo Antonio, en eso estamos, pero, no vayas a creer, ninguna de las dos cosas es sencilla. Por otra parte, la una está relacionada con la otra. Traspuesta la barrera invisible de los setenta y cuando la vida nos ha permitido acceder al siempre penoso y achacoso arrabal de senectud, la literatura se ha convertido para nosotros, o sea quiero decir que al menos para mí y para quien siempre va conmigo, en tósigo irrenunciable y adictivo. Veneno delicioso que me mantiene vivo.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.