Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 28 de Setiembre del 2021
Sábado, 24 Julio 2021

El Viaje (más final aún) a Ninguna Parte. Cieza…¿nueva burbuja de la construcción?

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Vengo observando en los últimos tiempos, uno o dos años más o menos, que en Cieza se está produciendo un nuevo boom de la construcción.

Sí, no sé bien las razones, pero es una evidencia. No me lo discutan. Desde mi ventana atisbo tres o cuatro altísimas torres de construcción en diferentes zonas de la ciudad. Resulta además difícil cuando se pasea por las calles de Cieza (y yo hago frecuentemente numerosos itinerarios urbanos, de algunos de los cuales les suelo dar cumplida noticia literaria) no tropezarse con nuevos edificios en construcción. Vivienda nueva de iniciativa privada, que Hacienda (bien me consta) ya no dispensa tratos especiales de ninguna clase a quien pretende adquirir la casita de su vida. Sí, sí…compre usted casa propia, pero ya sabe lo que toca: apoquinar.

 

Ya no se trata sólo de las zonas de expansión de Cieza – barrio de San Juan Bosco hasta la vía del ferrocarril, o el cementerio, o zona de la Ermita del Santo Cristo, sino en el mismísimo centro, calles Salvador Seguí, Gran Vía Juan Carlos I, Buen Suceso, Ello y Pérez Cervera, o incluso en el que ha llegado a ser corazón mismo de la ciudad, en la zona del Paseo, donde hay dos grandes obras en marcha, una de ellas que afecta a un espacio y arteria sensible para la remodelación urbanística de Cieza como es la zona de la prolongación del Paseo en la parte ocupada por el que durante muchos años ha sido solar salvaje (donde todo horror imaginable, y hasta inimaginable, podía tener asiento y acomodo), de la manzana conocida como del antiguo Bar Cocodrilo, donde sólo faltó que saliera un… idem. Es decir obras de tanta envergadura que le van a cambiar la cara a la ciudad. Nunca es tarde si la dicha es buena y si estas obras implican una mejora estética y de servicios para el pueblo de Cieza y su ciudadanía, al tiempo que se mueve el mercado laboral de la construcción, y, con él, el de las numerosas empresas y negocios auxiliares de todo tipo que viven al socaire de la construcción, además de los beneficios que suponen para la Hacienda Pública, estatal, autonómica y municipal, o para toda la diversa fauna (con perdón) de Notarios, Registradores de la Propiedad, Apoderados, Bancos y Caixas, y algunos más, adláteres, que seguramente me olvido, cuyo territorio es el de la empapelada fe, pero que todos cobran, vaya si cobran, que lo sé yo bien. Yo, y mi mermada cuenta corriente, que ya tirita.

 

Si se paran ustedes a leer los cartelones publicitarios que anuncian estas obras in situ, o en folletos propagandísticos, observarán que, indefectiblemente, todos proclaman las extraordinarias bondades de la obra, desde la excelencia de su concepción y diseño, hasta la calidad de los materiales de construcción utilizados, siempre, sin excepción, de “primeras calidades”, lo cual si bien se mira no quiere decir nada, porque las primeras no quiere decir que sean las mejores, ni siquiera buenas, sino que son calidades situadas en el primer escalón, el más bajo, en la escala de medición de las calidades correspondientes, es decir, los más baratos, aunque se le llene la boca al promotor-encantador de serpientes-charlatán vendedor de humo de turno, conozco alguno- con porcelanatos, tarimas flotantes, persianas eléctricas, electrotermia o domótica integrada, para aburrirse de y con Alexa o Eko, la asexuada parejita de moda que no sé si tendrá representación en la ley Trans de Irena Montera, seguro que sí. Lo sé por experiencia porque ya les conté -yo se lo cuento a ustedes todo, queridos lectores, porque ustedes me dejan y se dejan- que hace un año me compré un piso, nuevo, en la Gran Vía. Los materiales de mi viejo piso del Paseo, que ya ha cumplido más de medio siglo, viejo y antiguo aunque muy bien conservado, eran probablemente mucho mejores que los del piso nuevo en el que vivimos actualmente. Superó con creces la prueba del nueve del paso del tiempo, mientras que en sólo un año no habría espacio en este artículo para detallarles a ustedes las carencias e insuficiencias, los desperfectos, del flamante nuevo piso, la modernísima “esta casa es una ruina”, que también se nos vendió como de “primeras calidades” (faltaría más) en el que actualmente (iba a decir “milagrosamente”…) sobrevivimos.

 

Titulo también “burbuja” este artículo porque los promotores están promoviendo y vendiendo algunas de estas nuevas construcciones a precios de auténtico escándalo. Si no recuerdo mal en el edificio que se va a construir en el solar del antiguo Cocodrilo, los precios oscilan desde los 225.000 euros para los de dos habitaciones, los 350.000 para los de tres, y hasta los 420.000 para los de cuatro. Tengo la impresión de que tanto en esa promoción de viviendas como en la otra que hay prevista en otro gran solar ya despejado y preparado también por Excavaciones y Derribos El Mona (haciendo honor a su nombre, verdadero monopolista de facto del negocio de los derribos en Cieza), prácticamente, a día de hoy, ambas promociones de viviendas deben estar cubiertas y vendidas, sobre plano, claro, lo que hace de las supuestas primeras calidades, reitero, una cuestión de fe, pero de la temeraria fe del carbonero, y la fe en los promotores de viviendas no es una virtud, sino, visto lo visto, una candorosa ingenuidad, propia más bien de inocentes y pretenciosos lelos. Me consta que en algunas de esas nuevas urbanizaciones se están construyendo incluso piscinas en las terrazas. El no va más de “la modernité” y el confort. Así que, ¡ciezanos y ciezanas!, ojo a la cartera, que Cieza está en almoneda y que viene el promotor, con su interminable cohorte de funcionarillos, para sacarnos a todos los cuartos.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.