Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 14 de Octubre del 2019
Sábado, 22 Diciembre 2018

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. Situación para llorar

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Como sostenía Umberto Eco, la política se ha convertido en un hecho semiótico cuyo significado remite a sí mismo porque no hay ninguna realidad fuera del lenguaje o, mejor dicho, del relato.

Es decir, el lenguaje político ha devenido en un metalenguaje que tiene poco que ver con la realidad, o sea un verdadero galimatías engañabobos. En la sociedad de la información, el masaje es el mensaje. Y en esas estamos, con Pedro Sánchez instalado en la Moncloa, donde reside cuando no está de viaje por el extranjero (de fuera)- la próxima parada era esta misma semana Barcelona, que pronto podría ser también el extranjero (de dentro)- y su mensajero y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que nos masajea impúdicamente con descaro e indecencia, afirmando que a la derecha se le hace “insoportable” el gobierno de Pedro Sánchez, al tiempo que advierte (hay que tener mucho cinismo y caradura para decirlo) que, “aunque sólo sea por eso”, no le van a dar el gusto (a la derecha, según él, pero tampoco al pueblo español en su conjunto, añado yo), de convocar elecciones generales. Pues qué bien, para cuando estos campeones de la democracia decidan convocar elecciones (aún no, porque, según Ábalos, al gobierno de Sánchez, aún le queda “mucho daño que reparar” y “mucha justicia que hacer”…”y no nos vamos a ir”, ha insistido, eso sobre todo)…decía que para cuando estos decidan convocar elecciones, a lo peor ya ni existe España. Se me ocurre pensar que si tantas cosas les quedan por hacer, la primera, que además está en su mano sin ningún problema, sería convocar elecciones, ganarlas y asegurarse así un margen de cuatro años por delante para hacer todo lo que hay que hacer. Pero tampoco caerá esa breva, van a aguantar lo inimaginable, tetas y carretas, y –muy democráticamente, vaya…- van a seguir gobernando por decreto ley. Aún no han sacado a Franco de su tumba, una pretensión innecesaria, oportunista e idiota, que sólo ha servido para conferirle al dictador un plus inesperado de popularidad. Innecesaria aunque, en mi opinión, justificada, puesto que Franco ni siquiera fue un caído en sentido estricto, ya que murió, más o menos tranquilamente, en su cama, en loor de multitudes a tenor de las kilométricas colas que se formaron espontáneamente para rendirle homenaje en su capilla ardiente, pero no combatiendo, ni por Dios, ni por España, ni –mucho menos- por la República en el frente de batalla. Y eso habiendo sido Franco un rebelde sedicioso contra el legítimo, aunque infausto, gobierno de la II República, que embarcó a España (Franco) en una guerra que costó un millón de muertos. Tampoco han sido capaces de aprobar los presupuestos generales del Estado y seguimos funcionando con los de Rajoy. Así que, señor Ábalos, quedarán muchas cosas por hacer, nadie creo que lo ponga en duda, pero, qué han hecho ustedes en estos meses, aparte de pasearse el chulo de su jefe en avión y aumentar la nómina de zánganos con carné (consorte Begoña Gómez la primera) y, sobre todo, ¿quién los ha mandatado para hacer lo que supuestamente habría que hacer y está aún pendiente? Lo que les decía: mucho masaje, postureo, posturitas y gafas de sol como único mensaje.

 

No nos engañemos: al margen del preceptivo tratamiento protocolario, la mayor altura o nivel del cargo no confiere per se mayor excelencia o nobleza de espíritu, sentido de la solidaridad o sentido de la justicia. A fin de cuentas, los seres humanos, rey, presidentes, ministros, diputados o ciudadanos rasos, currantes y “currantas” del empleo comunitario que penan el castigo de Sísifo luchando contra el frío cada mañana en los recurrentes y ternes cañaverales del río, estamos hechos todos del mismo polvo o barro maloliente, de la misma caca con la que alfombran calles, caminos y veredas, los cagones perros ciezanos, a pesar del esfuerzo encomiable de la Concejalía de Obras y Servicios que dirige Paco Saorín. La misma ambición, la avaricia desmedida, la insaciable glotonería, la envidia,…la ira, la pereza, la soberbia, y probablemente hasta la lujuria. Somos bazofia. Son bazofia. Los siete pecados capitales habitan el alma humana, y los políticos, que deberían ser los mejores, están hechos de la misma argamasa deleznable del común de los mortales. Es la condición humana, estúpido… y los presidentes del gobierno, su consorte y su cohorte, o el rey y la reina, su familia y su corte, no están en modo alguno por encima de esas aparentes pero golosas minucias de los sueldos, los honores, el poder y el dinero. Sobre todo el dinero. La pasta gansa les importa a ellos tanto como al último de los mortales…Y es que a nadie le amarga un dulce: el sueldo vitalicio sin ninguna exigencia y sin evaluación del trabajo desarrollado. Quiten ya esa sevicia para empezar a ser creíbles en algo. Quítensela y el doctor Sánchez se desmorona…

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.