Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 25 de Mayo del 2017
Viernes, 06 Mayo 2016

El Viaje (final) a Ninguna Parte. Mirar al futuro

Valora este artículo
(3 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Mientras el mundo se hunde en derredor, seguimos bebiendo cubos (y hasta cubas…) de cerveza, sacando a pasear a un ilustre, patético, incomprendido y fracasado cadáver, celebrando carnavalescas fiestas que conmemoran una derrota y perpetuando sine die y por los siglos de los siglos amén, una ignominiosa situación de postración y miseria para buena parte de la población, a la que no se le ve salida, ni mediata ni inmediata, ni próxima ni lejana.

De fiesta en fiesta, de procesión en procesión y vengan más cubos (y hasta cubas…) de cerveza. Hablo de Cieza, sí, no se vayan a creer, por si no se habían dado cuenta, ese pueblo-ciudad de la región de Murcia, donde por estas fechas se celebra también cada año al Ciezano Ausente (otorgándole las dimensiones legendarias del Holandés Errante) para olvidarse del Ciezano corriente y moliente, Presente, doliente y sufriente.

 

Podría ser este pueblo nuestro un pueblo de grandes posibilidades, afortunado por emplazamiento, clima y recursos naturales, si no estuviera dejado de la mano de cuantos gobiernos de cualquier nivel se han sucedido. Da la impresión de que a este pueblo se le ha querido y se le quiere poco… y, por el contrario, unos pocos –sin perspectiva histórica de ninguna clase- se han venido aprovechando de él sistemáticamente por acción, omisión, ambición, incapacidad, desistimiento o dejación. Inclúyanse en el grupo que corresponda.

 

Es hora de pensar en Cieza y en los ciezanos, en todos, no sólo en unos cuantos privilegiados y en sus amiguetes de familia y casta, y si se ha apostado por la agricultura como sector base para garantizar el futuro de nuestro pueblo y de su gente, hay que hacerlo en serio, con respeto al medio ambiente y a la propia tierra que nos ofrece generosa el sustento, para que dure. Y hay que hacerlo industrializando el recurso, porque basado sólo en agricultura pura y dura (tal y como dice mi reciente, noble y buen amigo atalayero Pedro Antonio, ¡hola, tío!) serán sólo salarios de vergonzante esclavitud y miseria, en anacrónica y renacida situación de siervos de la gleba, puro recurso de economía de subsistencia y desabrida y hosca madrastra tierra para la mayor parte de sus hijos (también para ajenos más desgraciados aún), a los que, sin una acción política generosa, valiente y decidida, no podrá salvar de su trágico y desconsolado destino ni el poderoso y consolador “caimán” que reside en su cumbre “lairosa” tal y como le canta el pueblo devoto en estos primeros días de cada mayo florido. Hijos míos, Dios ayuda a quien se ayuda.

 

Y dentro de esa necesaria y urgente industrialización de la agricultura, que garantizaría como primeros resultados la salida de la exagerada estacionalidad y limitación en el tiempo de las campañas agrícolas y la subida de los salarios de auténtica vergüenza actualmente bastante generalizados, estaría la construcción de una planta de biomasa, que podría llegar a emplear a más de 1.000 personas entre puestos de trabajo directos e indirectos. Ya estuvo prevista, y la puta crisis –argumento y excusa ómnibus para todo- la aparcó. Resucítenla, y junto a ella, una planta de transformación de la fruta, una buena conservera (300 o 400 puestos de trabajo estables) como otras que ya hubo antaño en nuestra ciudad.

 

Además debería dedicarse una mayor atención y ponerse más empeño –aun a costa de empeñarse y endeudarse – en la mejora y cuidado de las vías de comunicación interiores de la comarca, en concreto las dos carreteras comarcales más importantes en la zona para el sector agrario: la carretera B19, de Cieza a Calasparra por la Venta Reales y la carretera Cieza-Mula por el costado sinuoso de la Atalaya y la Sierra del Oro, con la variante del Maripinar incluida (sin olvidarnos de la variante del Camarillas, amigo José Luis Vergara, faltaría más), una actuación que ha estado ya varias veces contemplada e incluso presupuestada en las cuentas del Gobierno Regional y que a día de hoy sigue durmiendo el injusto sueño y olvido de los injustos e incompetentes que son y han sido, hay y ha habido, con el virrey-faraón-jubilado de lujo a la cabeza, el señorito Ramón Luis Valcárcel (bula para haraganear en Estrasburgo o Bruselas como pago a soberana y soberbia incompetencia). Ambas dos, la de Mula y la de Calasparra, que soportan una importante densidad de tráfico, son vías de alta peligrosidad en las que ya se han producido accidentes graves (esta misma semana ha habido alguno).

 

En actuaciones como las mencionadas es en las que tienen que empeñarse las administraciones local y regional, con el apoyo y la reivindicación sostenida del sector agrario. Saquen 20 o 22 millones de donde sea, como supieron sacarlos para infraestructuras menos urgentes, pero es necesario vender bien el escaparate, insisto, si se pretende seguir apostando por una agricultura que sea auténtica fuente de trabajo y bienestar para la población de la zona.

 

Junto a lo dicho, restaurantes y hoteles por doquier, para no sólo beber cubos (y hasta cubas) de cerveza, sino para comer, dormir y pasear bien y en condiciones de relajo y de placer. Por el momento contamos con el hotel San Sebastián, que cumple con dignidad y decoro su función. Sigue en fase de premiado proyecto sin fecha de ejecución el hoy por hoy más que ruinoso Hotel Las Delicias, y creo que a la altura del campo de fútbol de la Era, en el nuevo Paseo Ribereño, se ha construido lo que parece ser un chiringuito, que se suma al levantado en su día en Medina Siyasa, en plena excavación, allá en la zona más noble del monte sagrado de la Atalaya, a la vera de una enorme torre de construcción que, por el tiempo que ya lleva allí, debe haberse cedido gratuitamente al Ayuntamiento y cuya mayor virtualidad será seguramente servir como pararrayos.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.