Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 24 de Agosto del 2019
Viernes, 22 Marzo 2019

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. España es una nación estupenda…

Valora este artículo
(2 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

…(que los españoles no nos merecemos). Somos hijos (de puta…) de una tierra maravillosa, sin igual en el mundo, (que los españoles despreciamos un día sí y otro también).

Tenemos la fortuna (suerte que tampoco valoramos) de habitar un solar situado en el rincón más privilegiado del planeta y de haber recibido en herencia una Historia única (que desvirtuamos, torpe y torticeramente en la leyenda negra que nosotros mismos hemos contribuido a forjar y que alimentamos cotidianamente de manera alocada e irresponsable), extremadamente rica en aconteceres decisivos, cuya huella permanece intacta en nuestras calles, nuestras plazas, nuestros museos, nuestra gastronomía... en esa cultura de vida y disfrute que fascina a los foráneos y que nosotros damos por supuesta, cuando no renegamos de ella o la despreciamos escupiendo al cielo (con el consiguiente y desagradable efecto rebote del gargajo que nos da en toda la cara). Somos ciudadanos de una nación libre, democrática, igualitaria, que, pese a la crisis y el frecuente mal gobierno (ahora peor que nunca) , ha sido capaz de mantener unos servicios públicos ejemplares, una sanidad universal y gratuita puntera a escala internacional, una seguridad que para sí quisieran la mayoría de nuestros vecinos europeos y no digamos de quienes moran en otros continentes (y sin embargo no hacemos sino denostar lo propio), una capacidad de integración y convivencia formidables, únicamente quebrada por algo que afortunadamente escapa a la vista del viajero ocasional: el empecinamiento del separatismo catalán y vasco en romper ese gigantesco patrimonio común en aras de servir los oscuros intereses de unos pocos (no nos engañemos…que no nos engañen: ambos nacionalismos se reducen exclusivamente, en última instancia, a privilegios y, sobre todo, billetes. Insolidaridad y egoísmo puro y duro. Lo demás, literatura vacía e historias para no dormir). Nuestro clima es la envidia de cuantos nos rodean (Y por pura envidia nos quieren hundir). El salto adelante que hemos dado como sociedad, en particular desde el ingreso en la UE, llama la atención de cualquiera que se moleste en mirar. Y sin embargo, pese a todas estas bendiciones, la especialidad de la casa es quejarse, enfrentarse unos a otros, protestar, criticar y abusar del maestro armero (porque desgraciadamente somos un país cainita lleno de envidiosos y no sé si tenemos realmente salida, solución o futuro, porque también parece que, muchas veces, lo mejor, pero también lo peor de España somos… los españoles). Y qué decir de nuestro empecinamiento masoquista, teniendo por irrenunciable y precioso “matrimonio”, pues de madre viene, una maravillosa lengua de civilización y cultura, el castellano, español por antonomasia, destinamos preocupaciones, esfuerzos y (lo que es peor), bastantes de los escasos recursos de que disponemos, a potenciar hasta límites ridículos la bárbara lengua anglosajona, el inglés, hija de vikingos, lengua del imperio norteamericano de Occidente y prácticamente lengua franca en todo el mundo mundial, satélites y planetas más cercanos, en programas bilingües ruinosos que casi siempre se han revelado como ridículos, inútiles y pretenciosos escaparates, aparatosos y vanos, de la ineficiencia educativa y del esnobismo sin fuste. Mientras, el emperador idiota busca ahora hacer del inglés la lengua oficial de Estados Unidos, haciéndolo obligatorio en todos los trámites administrativos, relegando al español e intentando convertirlo en una lengua marginal, empujándolo más allá del muro. Es decir, nosotros aquí trabajamos y aportamos recursos y esfuerzo presupuestario para poner el inglés en pie de igualdad con el español, y los estadounidenses intentan marginar y relegar al español. Bilingüismo –del sano y natural- lo hay, lo ha habido y lo seguirá habiendo en Cataluña, por ejemplo, pero esa infausta moda consistente en otorgar el mismo estatuto a una lengua foránea (que siempre es, por supuesto, el inglés) y a la lengua materna, con la pretensión de que los alumnos empleen con la misma desenvoltura una y otra, constituye una aberración completa, pues las lenguas maternas son el alma que esencializa y construye a los pueblos, mientras que las lenguas adquiridas son conocimientos superpuestos que incorporamos por razones instrumentales. Hablamos en inglés por necesidad profesional, o por imposición de circunstancias sobrevenidas, como por ejemplo, su conversión en valiosos puntos en oposiciones y concursos de méritos convocados por la administración, o como juego para entretenernos y retrasar el Alzheimer como hago yo con Pedro Luis Almela; hablamos en nuestra lengua materna porque necesitamos expresar nuestros anhelos y sentimientos más hondos. La lengua materna nos constituye esencialmente, viene impresa en nuestro ADN y se aprende por revelación y descubrimiento. Estaba en nosotros desde mucho antes de nacer (si usted quiere gustosamente se lo explico en persona). Los catalanes son bilingües porque han tenido la gran (e inmerecida) suerte de tener dos madres lingüísticas. Lo absurdo de los impostados, interesados y oportunistas programas bilingües en educación es que se obligue a los jóvenes estudiantes a estudiar en inglés contenidos como los de las ciencias naturales, la física o la historia. Si tantas veces no nos entienden cuando se les habla “en cristiano”, ¿cómo nos van a entender hablándoles “en bárbaro”? O en bávaro, que para el caso habría sido igual…Cuando se habla de los buenos resultados de estas experiencias “bilingües” se ocultan interesadamente variables esenciales como la referencia a las motivaciones de la muestra (por amplia que sea) del alumnado sobre el que se aplica (sus padres se dejan llevar por la moda y las ventajas de integrar a sus hijos en grupos humanos de nivel académico menos malo), las razones para participar en estos experimentos del profesorado implicado (puntos y otras ventajas para su carrera docente), la apuesta descarada de la administración educativa, generalmente por razones políticas coyunturales y electoralistas, por una supuesta “modernidad” paleta. Así que me quedo con el idioma cristiano y honrado de mi “mítomi” ( mi madre) y si tengo que salir alguna vez a territorio comanche ya buscaré equivalencias y traducciones en mi “selular”…

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.