Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 19 de Noviembre del 2018
Sábado, 20 Octubre 2018

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. Entre okupas anda el juego

Valora este artículo
(2 votos)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Desde que hace poco más de tres meses, Pedro Sánchez-Pérez Castejón, con gran intrepidez y no poca temeridad (y bastante del descaro irresponsable del idiota) ocupó la Moncloa.

Merced a una operación de ingeniería y filibusterismo políticos diseñada fríamente (cual siciliana vendetta) por un equipo bien pagado de politólogos, se ha generalizado en la sociedad española la atribución al galán monclovita (que está haciendo realidad el sueño de su vida, y el de su señora esposa doña Begoña Gómez…ojito no se la pierdan de vista) de la condición de okupa, en referencia a que no se ha ganado legítimamente el derecho a ostentar tan alta magistratura y a ocupar los aposentos desde los que se ejerce, toda vez que no ha ganado todavía ninguna elección orientada a elegir nuevo gobierno y nuevo presidente del Gobierno por lo tanto, y sí ha perdido, por el contrario, dos elecciones consecutivas. Apoyado en el exiguo número (para tamaña pretensión) de 84 diputados (qué risa, qué pena y qué dolor). Claro que se ha juntado con todos aquellos con los que antes su partido no le permitió juntarse. Ahora manda él en el partido (es un autentico mandón…) y se junta con quien le da la gana y porque quiere y puede, sí, señor, porque, poderse, se puede. Actualmente no era ni diputado por su partido, el PSOE, que lo defenestró en su día, aunque finalmente lo rescataron los militantes socialistas (que Dios les conserve el sentido común y la vista), que lo prefirieron a él frente a la presidenta andaluza Susana Díaz, que el próximo 2 de Diciembre se las va a ver contra los ERE, en una endemoniada prueba de fuego. Pero el pueblo español ya le había dicho que no a Pedro Sánchez en dos ocasiones consecutivas, ya lo hemos dicho, separadas por muy corto periodo de tiempo. Ese es el desastre democrático del que viene Pedro Sánchez y con ese único y lastimoso bagaje se ha mudado al palacio de la Moncloa. De ahí viene el actual presidente del Gobierno de España y aún nadie sabe (ni siquiera él) a dónde va. ¿Quo vadis, Pedrín? Pero lo que le importa es quedarse de okupa y durar. Mi reflexión final es: ¿dónde estaba el pobre pueblo español en todo este tejemaneje?

 

Otro ilustre okupa es, nada más y nada menos, que el mismísimo rey de España, sí, Felipe, Sexto, como Camilo, para más señas, okupa en este caso de la Zarzuela junto a la fría, calculadora y listilla Leticia, que, partiendo del divorcio con un modesto (y discreto) profesor de Literatura que hace sus pinitos creativos en el territorio de la novela de ficción sin ingresar en terrenos pantanosos, se nos ha hecho nada menos que reina de España, y él, Felipe, rey de España por la gracia de las reales gónadas de su padre Juan Carlos y de su madre Sofía, además de por mor de la gentil, graciosa y generosa decisión del dictador Francisco Franco, que, sin hijos varones, resolvió que lo mejor era, en aquella coyuntura delicada que se produciría en España a su muerte, reinstaurar la monarquía borbónica adoptando como heredero en la Jefatura del Estado al por entonces príncipe Juan Carlos, un buen muchachote, borbón de pura cepa, que dejaría hacer y se dejaría llevar…Posteriormente, la abdicación del padre de Juan Carlos, y el harakiri que se autoinfligieron las Cortes franquistas inducidas por el encantador de serpientes Adolfo Suárez, con la Ley para la Reforma Política y posteriormente la Constitución de 1978, facilitarían la labor para que el de la TRANSICIÓN fuera un tiempo más o menos feliz en una España agobiada por el pesado fardo de su desgraciada historia en los últimos siglos. Pero aquella fue sin lugar a dudas una operación del más puro y claro despotismo ilustrado, para introducir de tapadillo la forma del propio estado, la monarquía parlamentaria, en el texto constitucional, sin someter explícitamente esa configuración del estado a la decisión soberana del pueblo español, que tampoco estaba entonces, ni se le esperaba, porque deliberadamente se omitió su concurrencia, aunque se le permitió votar el texto constitucional en bloque, globalmente, lo que justifica que los partidarios de la monarquía digan que ésta fue votada por la inmensa mayoría del pueblo español, incluida Cataluña, lo cual, hay que reconocerlo, es cierto, pero no es del todo verdad, que eso es lo que dicen ahora los que no están de acuerdo con la Constitución del 78 y buscan la ruptura que entonces se logró evitar y que ahora parece inevitable que se replantee. Lo de entonces fue una argucia, una estrategia muy bien trabada y mejor tramada, que salió bien, y que no sabemos si acabará saliéndole bien a Pedro Sánchez ahora, aunque por el momento el tío dispara con pólvora de rey y hasta se codea con el rey y se pone a su misma altura, como confirma el lapsus ubicacional (Sánchez no sabía muy bien dónde ponerse…y eso puede entenderlo cualquiera porque a cualquiera puede pasarle) en la recepción del día de la Fiesta Nacional. Ahora (solidaridad entre okupas…) la Zarzuela sale al rescate de la Moncloa diciendo que el presidente del Gobierno siguió en todo momento las indicaciones de la Casa Real, mientras que el tercero en discordia (aunque en eso es más bien el primero), el de los pantalones vaqueros que le habrán costado un pastizal, pero que parecen sacados de un contenedor del proyecto Abraham, Pablito Iglesias, okupa también de un casoplón-nidito burgués de amor con Irenita Montero (por cierto que hay apellidos que tienen fortuna política, montero, montoro), tercia también en la polémica para reafirmar su discurso antimonárquico, diciendo aquello (que es verdad), de que “al rey de España no lo ha elegido nadie” (tampoco a él, ni a Pedro Sánchez, para lo que están haciendo). Y añade con toda su cara (dura), su bigote y su coleta espantamoscas que "esa extrema derecha últimamente sabe mucho de protocolos. Menos patriotismo de protocolo y más patriotismo de las cosas de comer. Ese patriotismo se llama República". Así que “okupa tú, okupa él, okupas todos”…pero eso no es lo importante: lo importante es que se ocupen de resolver la cosa, que está mu, pero que mu chunga…y porque el ejército está descafeinado y tampoco se le espera, que si no…¡madre mía, si no! ¡Ah!, se me olvidaba: el pueblo español sigue asistiendo como convidado de piedra al descomunal tinglado muñido por estos títeres de cuchipanda y capirote para escaparatear urbi et orbe su afán de poder, su ambición sin límites, su ineficacia y su estulticia.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.