Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 20 de Noviembre del 2019
Viernes, 19 Febrero 2016

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. El experimento

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Sé que todo va a seguir igual pero lo de la madrugada y la mañana del miércoles, 17 de Febrero, debió ser la gota que colmara el vaso de la paciencia del pueblo de Cieza ante la descarada agresión a la salud colectiva de la población, que impunemente perpetró el sector agrícola (como ellos gustan de decir).

Esa mañana, el término municipal de Cieza, desde la Cabeza del Asno y el Picarcho por el Norte hasta más allá de Abarán por el Sur, amaneció literalmente sepultado en una gigantesca nube tóxica que fue lentamente evolucionando desde la espesa blancura de las primeras horas de la mañana, hasta un gris sucio después para quedarse finalmente, ya en retirada, en amarronadas nubes de mierda que flotaban, más altas, por la zona del Acho y alrededores. Dicen que estaban en regla todos los permisos gubernativos para quemar, que más bien serían permisos que ningún gobierno debería otorgar nunca para gasear y envenenar. Dicen también que el alcalde de Cieza, Pascual Lucas, habría declarado que no se había registrado ninguna incidencia sanitaria significativa vinculada con la nube tóxica (hay otras expresiones, pero deliberadamente escojo ésta porque me parece la más pertinente y apropiada); supongo que, caso de ajustarse a la realidad las declaraciones del alcalde, esa aparente normalidad se debería justamente a la normalidad relativa del acontecimiento, es decir, a que la gente conocía las causas de lo que es, desgraciadamente, una situación habitual, cuyas consecuencias sanitarias más graves – ojalá que no- se percibirán en el medio y largo plazo.

 

Yo salgo a pasear todas las mañanas por diferentes parajes del privilegiado entorno ciezano, comprobando la belleza, la diversidad y las bondades del que es sin lugar a dudas nuestro mayor tesoro. Salgo sobre las siete y media de la mañana, cuando aún es de noche. La del miércoles, 17 de Febrero, fue una mañana fría, con hasta dos y tres grados bajo cero, quizá incluso menos, según el paraje. Antes de salir ya sabía lo que me iba a encontrar, porque el tufazo a humo se colaba en las casas y lo inundaba todo. Nada más pisar la calle comprobé las dimensiones descomunales del gaseamiento de esa mañana y aunque la prudencia mandaba dar media vuelta y dejar el paseo para ocasión más propicia, decidí someterme a un experimento de supervivencia adentrándome en la nube tóxica para atravesarla y contemplarla desde arriba, desde el Collado de la Atalaya. Imagen dantesca. Desde arriba la ciudad y la vega casi no se veían. Sobrenadando la nube tóxica, al frente se divisaban únicamente las antenas de comunicaciones de la Sierra de Ascoy y los aerogeneradores del parque eólico. Abajo sólo un blanco, blando y ominoso colchón de humo y veneno en suspensión que anegaba un pueblo entero de más de 35.000 habitantes, dentro del cual se incluían, como detalle curioso y significativo, doce colegios, dos institutos, dos centros de salud y un hospital comarcal.

 

Serían las nueve de la mañana cuando culminé la ascensión al collado. Un sol anaranjado, en agonía, luchaba aún por atravesar la espesa capa de humo sin conseguirlo. A espaldas del collado de la Atalaya, el humo llegaba hasta las cimas más altas del Collado Portazgo. Tengo ya muchos años, casi sesenta y cinco y, digan lo que digan, esto no pasaba antes y, por tanto, tiene causas recientes y debe tener solución. No es un fatal designio natural o divino y quizá sucede porque se contravienen muchas pautas naturales (ya no sé si también divinas) en el altar soez, avariento, ruin y rastrero del becerro de oro.

 

Sea como fuere La contaminación atmosférica es responsable cada año de la muerte de más de 25.000 personas en nuestro país. A día de hoy, 1 de cada 3 españoles se ve abocado a respirar aire contaminado, en Cieza, 35.000 de 35.000, lo que conlleva, entre otros muchos perjuicios, un mayor riesgo de asma, de partos prematuros y de enfermedades cardiovasculares. De hecho, según rigurosos estudios recientes, la baja calidad del aire, así como la elevación de la temperatura asociada con la contaminación, conlleva un incremento de la prevalencia de ictus.

 

Al final completé un recorrido de unos doce kilómetros y superé el experimento, porque sigo vivo y aparentemente sin secuelas, aunque no he analizado mi sangre ni me he sometido a un chequeo. Por el camino, las estampas bellísimas de los frutales en flor, una floración preciosa, multicolor y…ahumada.

 

P.S. (Post Scriptum, que diría el otro)

 

No me resisto a incorporar algunas de las observaciones vertidas en la mañana de ese mismo día, miércoles, 17 de Febrero, en un chat de guasap del que formo parte, sobre la nube tóxica que inundó Cieza.

 

La agricultura es muy importante para Cieza y por eso mismo hay que invertir más en ella y que los agricultores importantes, no los trabajadores, que son unos mandaos, en lugar de enriquecerse y hacerse los correspondientes chalets y casas de playa, cochazos, etc., compraran aparatos para que no se helara la cosecha pero con tecnología, que para eso están y no a lo más barato y por encima de la salud de los demás.

 

Yo pregunté hace unos pocos meses lo que pagaban por hora trabajada y…me callo.

 

Este verano estuvimos en Valladolid y La Ribera del Duero y allí están todas las fincas con ventiladores especiales y tecnología para que no se hiele la cosecha y no creo que esos empresarios no ganen.

 

Pues si supieras que a mi hermano lo han tenido trabajando 5 meses y cuando ha ido a la seguridad social se ha encontrado que le han cotizado 7 días. CABRONES.

 

La culpa se la echo a los empresarios y dueños de las fincas que no ponen medios y van a invertir lo mínimo y ganar lo máximo.

 

Exacto. La mafia es todopoderosa en estas tierras, y no hay cohones a enfrentarse con ella, ni PP, ni PSOE, ni PODEMOS ni nadie.

 

Porque para los alérgicos, personas con insuficiencia respiratoria y bebés, es muy duro y sé de lo que hablo, porque lo sufro en casa con mi marido que lo pasa realmente mal y se tiene que ir a trabajar sin dormir. Y también porque lo veo en mi trabajo, cuando después de una noche como ésta no paran de ir personas mayores, asmáticos y bebés. ES INDIGNANTE.

 

Ganada o casi la batalla del agua limpia, vamos ahora a por la del aire limpio.

 

Si el problema no es que quemen pacas de paja, es que aparte queman cientos de botes de parafina. Visto con mis ojos. No paso la foto porque sale la cara de la persona que los enciende.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.