Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 21 de Noviembre del 2017
Viernes, 14 Octubre 2016

El Viaje (final) a Ninguna Parte. Despropósitos de un tiempo oscuro (Sólo unos cuantos, sin ánimo de exhaustividad)

Valora este artículo
(1 Voto)
Bartolomé Marcos Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

¿Pensamos realmente nosotros o son otros los que nos piensan y los que piensan por nosotros? En el entramado de mi propio pensamiento, ¿dónde estoy yo? ¿No seré un simple poquemon (1) creado por Nintendo Co., como los millones que pululan en las redes sociales, los foros de la prensa escrita, las tertulias de la radio o de la tele, o los chats de Internet?.

Cuánta puñetera gente opinando de todo en una sociedad y en un mundo con tan escaso criterio, o sea, eso, criterio, que vendría a ser una opinión rehogada con el cemento del razonamiento inteligente, adecuadamente acompañada del ornato de un mínimo gasto creativo y chispa neuronales. Vamos…opiniones de esas cargadas de electricidad, de las que dan rampa, como decimos por aquí. Nada, opinión pura y dura (a veces ni eso), seca y reseca cual manteca rancia y enteca, de la legión de opinadores que somos (me incluyo) en el mundo, y que nos regimos quizá por el fatuo y petulante “opino, luego soy” (…nada… “un fue y un será y un es cansado”, que decía el genial poeta miope y patizambo).

 

España está perdiendo –si es que no lo ha perdido ya- el Norte, el Sur, el Este, el Oeste, y toda la rosa de los vientos. Le hace falta orientación, brújula…si no un golpe de timón. La liquidación apresurada del pasado a la que nos están conduciendo de manera precipitada las nuevas promociones que han accedido a la casta política (en proceso de renovación y sustitución –sin oposiciones que contrasten los méritos respectivos- de unos individuos por otros) está generando ilusión sólo en ellos y en los que, junto a ellos, ven cómo ha mejorado su cuenta bancaria a fin de mes, con el sueldazo más dietas de diputado europeo, diputado autonómico, concejal o funcionario de empleo (y sueldo) del grupo municipal correspondiente. Y encima sin tener que trabajar, siquiera formalmente. La mayor parte de ellos lleva ya casi un año de vacaciones. Menuda coyuntura la que han pillado…o que les ha pillado a ellos, que tanto da. Los nuevos (¿) políticos sólo están contraponiendo al esperpento del pasado el esperpento del presente sin que se atisben cambios en profundidad que alumbren un futuro menos esperpéntico más allá de los gestos vacíos para la galería o el descarado postureo con la exhibición de toda la retahíla de tópicos del más rancio, trasnochado e inútil progresismo de salón que ni compromete a nada ni beneficia a nadie, pero que sirve de oportunista y resultona auto-justificación. Postureo puro y duro es la actitud adoptada en sectores nacionalistas de Cataluña, Valencia e incluso, ¡agárrense!, de Madrid, en relación con la fiesta nacional del Día de la Hispanidad, el 12 de Octubre, vamos, la Virgen del Pilar de toda la vida, festividad enraizada en lo más hondo del acervo cultural hispánico (allá por el siglo X Cataluña precisamente, junto a Aragón, Navarra y Euskadi, formaba parte, con el imperio carolingio y frente a los invasores musulmanes, de la primitiva Marca Hispánica. Por tanto algo les debe sonar eso de la Hispanidad, no me jodan, que no es invento de ahora). Los británicos bien que supieron forjar el tinglado de la Commonwealth y orgullosos que se sienten de ello bajo las haldas apestosas de la Reina Madre, porque cualquier colonización huele que apesta y tiene mucho machetazo en inocente testa que ocultar. Así les va de bien a ellos a pesar del patinazo del Brexit y así de mal nos va a nosotros. Lógico y natural.

 

Ahora, cuando parece que por fin podemos tener gobierno funcionando en España (¡madre mía, qué miedo!), sin necesidad de recurrir a la vergüenza universal de las terceras elecciones, el histórico Partido Socialista Obrero Español se la coge con papel de fumar para simplemente pasar del NO es NO a decir que ni que sí ni que no a Rajoy I el Recortador (a quien, a estas alturas, le vislumbro un recorrido muy corto en su segunda legislatura como presidente, uno o dos años si acaso. Claro que ya habrá salvado el orgullo, el prurito de ser de nuevo presidente). El otro, Pedro Sánchez, ubicado ahora en el proscenio unas cuantas filas más atrás de donde estaba, rumiando contrariado y rencoroso su decepción y tramando su imposible venganza porque los suyos, sólo los suyos, a los que llevaba al abismo, lo han dejado sin el juguete de la presidencia del gobierno, aunque el caprichito del nene nos costara España y un partido histórico. El tercero en discordia (y nunca mejor dicho) Pablo Iglesias, con su Podemos que se encanalla estratégicamente pero que encalla y no acaba de poder, camaleónicamente transmutado en mil variantes diatópicas de la bicha, cual Júpiter tonante, lanzando rayos endemoniados porque tampoco se cumplen sus expectativas y la culpa la tienen siempre los otros. Y el pobre querubín Albert Rivera con sus dulces vestales Inés Arrimadas y Begoña Villacis, suplicando desde la periferia, al borde del desespero y clamando en tierra hostil, que alguien se acuerde de España.

 

Mientras, los presidentes de las nacionalidades históricas de España, el pokemon Puigdemont, en Cataluña, el pepero Feijó en Galicia y el irredento Urkullu en el País Vasco, excusan su presencia en el desfile conmemorativo del Día de la Hispanidad en Madrid, con la anfitriona, la alcaldesa (o eso dicen), Manuela Carmena, que se va a celebrar la Hispanidad con los indígenas americanos en Colombia. Se caen las piezas del gran tinglado, del gran mecano de la antigua farsa, al tiempo que empiezan a vislumbrarse los contornos de la - burda y pretenciosa- moderna estantigua.

 

Estamos en un tiempo de apocalípticos e integrados. Recemos para no acabar desintegrados.

 

1.- Ya saben, o al menos les suena el palabro, lo que son los “pokemon”. La llamada viene al caso de que en un artículo de hace unas semanas, utilicé la palabreja con el aditamento indebido, extranjerizante, de una tilde sobre la “e”. Me advirtió al respecto el ciudadano concejal José Luis Vergara. Con gusto y humildad reconozco el patinazo lingüístico y transcribo la palabra como la Real Academia Española de la Lengua ordena y manda para las llanas acabadas en “s” o “n”, como es el caso. Sin tilde.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Tamara
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.