Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 21 de Setiembre del 2017
Domingo, 26 Febrero 2017

El Viaje (Final) a Ninguna Parte. Aurelio, 21 años, desde la distancia que nunca será el olvido…

Valora este artículo
(1 Voto)
Aurelio Guirao Aurelio Guirao Bartolomé Marcos

CLR/Bartolomé Marcos.

Hace veintiún años que se nos fue, un 23 de Febrero de 1996, aunque nos quedó su voz, su obra, su aureola…y su Premio de Poesía, que infaustamente sigue, como él, desaparecido.

Aurelio Guirao Moreno, irreductible persona e inclasificable personaje, siempre fiel a sí mismo, en sus aficiones y afanes, en sus dolorosas y tantas veces neuróticas aflicciones, en sus manías, en permanente conflicto interior consigo mismo, en sus pasiones, en sus genialidades, siempre tan propias, originales y genuinas, en su modo de hacer, de estar y, sobre todo, de decir, inimitable siempre porque Aurelio (Guirao) no hubo más que uno, aunque otros puedan seguir llevando ese nombre. En su modo respetuoso (como debe ser) de entender la amistad, en su tacto y en su trato, siempre educado hasta el refinamiento y la exquisitez, en su buen y su mal gusto (que también lo tenía a veces con clamorosas salidas de pata de banco), en su extraordinaria humanidad hecha de vulnerabilidad y vigorosa fortaleza a un tiempo, en su palabra –tan personal, pero sublime-, y en sus servidumbres, sus angustias, sus desánimos, sus infantiles entusiasmos, sus abandonos y entregas casi siempre excesivos, su honda, compleja y atormentada manera de entender la vida, tan sencilla al mismo tiempo, tan unamuniana, su lucidez y, sin embargo, su empecinamiento en la ignorancia de lo obvio. Siempre Aurelio, siempre fiel, siempre él y siempre el mismo –genio y figura- en su trabajo, en su poesía, en sus guiones, en sus dibujos, en su pintura, en sus larguísimas noches de insomnio, en sus publicaciones y sus revistas, en su sierpe y en su laúd, en su amor por la música y su aborrecimiento del ruido, en su querencia por la buena conversación, y, en suma, en su inagotable, aunque previsible (Aurelio era persona y artista de inconfundible estilo y conocido es que el estilo es el hombre) capacidad creativa polivalente y polifacética.

 

Fuimos compañeros, profesores ambos, él de Francés, y yo de Lengua castellana y Literatura, en el IES “Diego Tortosa” de Cieza, durante bastantes años, una casa que los dos amábamos más allá de la estricta profesionalidad del cumplimiento de horarios e impartición de clases, aunque él la abandonó prematuramente –hacia 1990, con apenas 50 años- hastiado y aburrido por el sesgo, insoportable para él, que empezaba a tomar la mala educación de un alumnado que demasiado frecuentemente confundía la democracia con la vulgaridad, la zafiedad, el desorden, el grito o el gregarismo arrebañado. Se fue del instituto con la idea de volver, pero ya no lo dejó la vida, o, por mejor decir, no lo dejó la muerte, que, también aquí, madrugó bastante la muy puta, cosa que él no hacía jamás (lo de madrugar), entretenidas como pasaba las horas de sus noches (nunca enterradas) en mil torturados y creativos trances e insólitos e insospechables vericuetos con los que nos sorprendería a la mañana siguiente, muchas veces infantiles e ingenuistas, casi siempre arrebatadores, apasionados y apasionantes.

 

La última etapa en la que tuvimos ocasión de colaborar Aurelio y yo fue la representada por la producción de películas, siempre en el marco del instituto. Cinco fueron las películas producidas en un margen de tiempo comprendido entre los años 1987 y 1994: “La escritura del diablo”, largometraje de 86 minutos de duración, con guión e interpretación principal del propio Aurelio Guirao, “Verruche d´amore”, mediometraje de 45 minutos de duración, protagonizado también por el propio Aurelio y con nombres que les sonarán como Isidoro Ruiz Gabaldón, Libanio da Silva Navarro, Pilar Jiménez, Pilar García Rocha o Tomás Semitiel Segura. Después vendrían “Cartas para un corpo esperado”, así, en portugués, como él la quiso, una producción, ¡en vídeo betamax! Nada menos, de 30 minutos, con poemas en portugués (subtitulados en español) del propio Aurelio Guirao o “Música y palabras”, otro montaje en vídeo de casi 30 minutos de duración con imágenes ilustradoras de bastantes de los poemas del libro “Las horas no enterradas”, una de sus obras poéticas más granada y que refleja muy bien el grado de excelencia estética y el impactante y conmovedor temblor existencial alcanzado por una voz física privilegiadísima y una voz poética única en el panorama de la poesía creada en Cieza, en Murcia y hasta me atrevo a decir que en España. Constancia de ello dejan, además de la citada –“Las horas no enterradas”- obras como “Entre los brazos ausente”, “Ceguedad de la carne” o el corpus antológico integral de su “Obra Completa” publicado por “La Sierpe y el Laúd” en 2005.

 

Aurelio…no podemos recuperarte, te nos fuiste un 23 de Febrero de 1996, hace ahora 21 años, pero con gana y hasta con “miguelina” furia lo haríamos, siquiera fuera sólo por cambiar contigo el horizonte y escapar de esta insoportable, tediosa e insufrible llanura del espíritu. Querido Aurelio, el hombre sufriente que a fuerza de empeño, golpe a golpe, se hizo poeta, aunque nadie haga nada para recordarte…no te olvidaremos… Te corresponderá siempre “la voz a ti debida”.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.