Logo
Twiter Facebook Meneame
Jueves, 21 de Setiembre del 2017
Domingo, 07 Agosto 2016

De Mar Menor a Mar Muerto

Valora este artículo
(3 votos)

CLR/Tino Mulas.

Políticos, empresarios, sabidillos y listillos, grupos de presión y de opinión. Todos ellos suelen hacer caso omiso a los ecologistas, acusándoles de exagerados, de rojeras, de no tener contacto con la realidad. De protestar porque sí, sin más, de defender a plantas y bichos y pasar de las personas. Pues bien, una vez más, y lamentablemente, los ecologistas tenían razón.

Llevo 20 años oyendo a los ecologistas, apoyados por los científicos, advertir de que estamos matando el Mar Menor. Y también 20 años llevo oyendo a los políticos decir que es exagerado y fuera de la realidad denunciar la destrucción de esa pequeña joya que tenemos la suerte de disfrutar en nuestra Región, y que lo único que se consigue así es espantar a los posibles turistas. Por no hablar de algunos agricultores e industriales, además de alcaldes de la zona, que llaman mentirosos a los ecologistas y a los científicos que corroboran sus pronósticos. Pero desde organismos europeos ya se venía advirtiendo también que esto iba a suceder, y se pedía a las administraciones competentes que tomaran cartas en el asunto. Y al final, pasó. El Mar Menor está a un paso de convertirse en Mar Muerto.

 

En la primavera de este año saltó la mala noticia: el Mar Menor había perdido su color azul para ponerse de un marrón verdoso poco atrayente, mientras que en los fondos un limo de microalgas muertas echaba para atrás al bañista que desconocía la situación. En los últimos días los medios de comunicación informaban de la huida de los turistas, incluidos los propietarios de viviendas en las zonas de playa, del Mar Menor al Mediterráneo, con la hecatombe que ello supone para el sector de la hostelería en la zona. La administración insiste en que el agua es apta para el baño, pero habría que ver si quien esto afirma tiene valor para bañarse en estas aguas parduzcas y de aspecto sucio.

 

El Mar Menor es una joya natural. Un mar casi cerrado, con escasos puntos de contacto con el Mediterráneo. Con aguas muy salinas y de alto contenido en minerales, magníficas para tratar muchas enfermedades de la piel y óseas. Aguas además muy cálidas, que junto al clima benigno permiten el baño en épocas en las que otras zonas están cerradas al turismo. Y un mar sin olas, especialmente atractivo para el turismo familiar y de la tercera edad. Un mar, por otra parte, que constituye (o constituía) un ecosistema prácticamente único por sus especiales condiciones y las especies que lo habitan.

 

Pues (no diré nos hemos) se han cargado esta joya, esta gallina de los huevos de oro. Varias de las localidades ribereñas, y algunas industrias, han realizado vertidos a la laguna con poco o ningún control, con la benevolencia de la administración regional. Los agricultores de la zona han abonado también sin control ninguno sus tierras, y los restos de estos abonos en forma de nitratos han acabado en el agua. Los científicos de la Universidad de Murcia, que veían cómo el Mar Menor se convertía poco menos que en el vertedero de toda la zona, advertían de que la laguna, a este ritmo, se convertiría en una cloaca en no mucho tiempo, aunque pensaban que la situación actual tardaría todavía algunos años en producirse. Cuando ha estallado la crisis, las administraciones han salido de su letargo y han propuesto (que no tomado) algunas medidas, alguna de ellas no sólo pintorescas, sino rechazables, como la de abrir más canales de comunicación con el Mediterráneo, lo que desvirtuaría para siempre la esencia del mar interior.

 

El problema es simple, aunque a la vez complejo. Resumiendo podemos decir que los residuos de la actividad humana que han llegado a la laguna han alterado de forma trágica su equilibrio químico. Cuando hace cinco años las medusas aparecieron en gran número en el Mar Menor, poca gente hizo caso a los ecologistas y a los biólogos cuando explicaron que esta invasión se debía a que al agua albergaba una enorme cantidad de compuestos químicos que servían de alimento a estos animales, y que provenían de los vertidos al mar. Y cuando este año apenas se ha visto a las medusas, que con todo son un filtro natural de las aguas, y el agua se he puesto de este color tan… eso, de este color, casi nadie sabía, al menos al principio, que ello se debía a la proliferación de microalgas y algas por el altísimo contenido en nitratos (provenientes de los abonos químicos de la agricultura) del agua de la laguna. Y lo peor es que nada ha cambiado, se siguen vertiendo a esta laguna salada, la mayor de Europa, todo tipo de residuos provenientes de la agricultura y de la actividad humana.

 

Las denuncias han llovido. Varios representantes murcianos en el Parlamento Europeo han informado a la Comisión Europea sobre la situación, y ésta ha informado al gobierno regional de que vigilará el cumplimiento de las normativas medioambientales en nuestra comunidad. Eso significa que hasta ahora la normativa se ha saltado a la torera, y que por ello estamos como estamos. Y seguimos estando, ya que todo sigue igual. Y si no, que se lo digan a los vecinos y a los propietarios de viviendas de pueblos y urbanizaciones ribereños, que se están organizando ya para protestar y exigir medidas inmediatas y eficaces.

 

Es una pena. Recuerdo que cuando disfruté por primera vez, hace ya 20 años, de las aguas del Mar Menor, me impactó este mar tan tranquilo, tan salado, tan azul. Durante bastantes años pasé allí parte de mis vacaciones veraniegas, disfrutando de la tranquilidad de una zona nada masificada y de turismo familiar. Hoy las playas están vacías, los turistas han desaparecido y la zona languidece sin que nadie haga nada para evitarlo.

 

Dentro de poco, si nadie pone remedio, el Mar Menor dejará de llamarse así para recibir un nuevo nombre más acorde con su situación: Mar Muerto.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.