Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 21 de Mayo del 2018
Sábado, 24 Febrero 2018

¡Cuidado con el jubilado!

Valora este artículo
(4 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

¡Por fin lo han hecho! ¡Al fin se han decidido! Hartos ya de continuados palos a sus pensiones, cansados de ser tomados por tontos, preocupados porque cada día les es más difícil llegar a fin de mes o alimentar a sus familias sin recursos, los jubilados se han alzado y han dicho ¡basta!

Y ojo, señores políticos y del gobierno: mucho cuidado con el jubilado. Lo primero: nuestros abuelos no son tontos. Más bien todo lo contrario, aunque alguna ministra intente por todos los medios hacerles creer que el mundo es maravilloso y sus pensiones no hacen sino subir y subir. Téngase en cuenta que nuestras abuelas y abuelos rastrean cuan escáneres humanos tiendas, mercados, supermercados e hipermercados, un día sí y otro también, a la búsqueda de los precios más bajos y las mejores ofertas, y conocen la evolución del IPC mejor que el Instituto Nacional de Estadística, y saben perfectamente que puede que el IPC haya subido un 1,5%, pero el precio de las patatas o el del aceite lo ha hecho un 10%, y eso sí que les afecta. Por no hablar de la subida bestial de la electricidad o del gas que les obliga a no poner la calefacción en invierno y pasar frío y penalidades. Vamos, que lo empiezan a tener claro nuestros jubilados.

 

Segunda cuestión: la campaña de acoso y derribo del gobierno a las pensiones públicas empieza a tener poco efecto entre nuestros jubilados. O más bien tiene el efecto contrario al que buscan quienes han ideado y lanzado esta campaña. Porque nuestros abuelos y abuelas saben más de lo que muchos de estos elementos creen. Y saben que en Francia o en Alemania, países más envejecidos que el nuestro, las pensiones se pagan religiosamente y nadie las pone en duda, mientras que aquí es el propio gobierno quien siembra el temor sobre su futuro con un solo objetivo final: disminuir los impuestos a los que tienen más, llevándose las pensiones públicas por delante si es necesario. ¡Ah!, y de paso desviar todo el dinero posible de los españoles a los planes privados de pensiones y a los fondos de inversión, también privados y dirigidos por las mismas personas a las que mima y protege nuestro gobierno. Porque nuestros abuelos saben ya que el sistema público de pensiones es perfectamente sostenible, e incluso mejorable, siempre que exista la voluntad real de hacerlo. Y claro, como nuestros jubilados ya lo saben, por eso salen a la calle.

 

Y protestan, ¡vaya si protestan! Y de paso causan un terremoto político que se intenta minimizar y silenciar pero que se nota en las caras y declaraciones, o más bien en la ausencia de éstas, de quienes nos gobiernan. Porque precisamente ellos se constituyeron en su momento en paladines del mantenimiento de las pensiones, a cuya creación por cierto no habían contribuido en lo más mínimo y menos aún a su mejora. Y gracias a este voto de la tercera edad, habitualmente conservador y convencido de que quienes nos gobiernan iban a cumplir su palabra, han podido seguir en el gobierno. Y si un buen día, casi sin preaviso, miles de jubilados se lanzan a la calle y demuestran que están hartos de que se les tome por tontos y se les maltrate con tanto descaro, pues el susto resulta monumental.

 

Porque, y aquí vamos con la tercera cuestión, los jubilados españoles, todos ellos con derecho a voto, son nada menos que ocho millones y medio. Y, señoras y señores políticos del gobierno, la oposición, el sistema y el antisistema, entérense ustedes de esto: en una democracia lo que da la victoria a un partido es tener más votos que los demás. Y créanme ustedes si les digo que si un grupo político se enemista con este sector de la sociedad lo va a tener no sólo crudo, sino megacrudo para llegar al gobierno. Máxime teniendo en cuenta que nuestros mayores no son ya los seres pasivos y flemáticos que solían ser, sino que se han transformado en personas activas y conscientes de la situación que atraviesan y de los derechos que les asisten. Porque todos, tanto los eméritos como los activos, todos tenemos derecho a una jubilación tranquila y una pensión digna con la que pasar los últimos y merecidos años de descanso tras toda una vida de trabajo y esfuerzo.

 

Así que, señoras y señores políticos, ¡cuidado con el jubilado! Que si no, puede que en las próximas elecciones algunos se lleven una gran y desagradable sorpresa.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

    La empresa encargada de las proyecciones de películas en el auditorio Aurelio Guirao ha informado que de momento, y hasta nuevo aviso, no habrá cine en este auditorio por encontrarse en obras.