Logo
Twiter Facebook Meneame
Lunes, 03 de Agosto del 2020
Viernes, 24 Julio 2020

Cieza, hoy. La tierra ciezana, para los agricultores de siempre

Valora este artículo
(1 Voto)
José María Cámara José María Cámara

CLR/José María Cámara.

Pachi Larrosa, crítico gastronómico de La Verdad, escribía para el último número de la Revista Gastrónomo: ‘’Quienes explotan de forma intensiva esos recursos nunca son esos pescadores de piel reseca por su exposición a los vientos, ni esos agricultores de cuadro al carbón, de cara surcada de arrugas y manos encallecidas por el uso del legón. Pero ellos deben formar parte de la ecuación que salve nuestra despensa natural‘’.

Estas palabras de Pachi me vienen como anillo al dedo para introducir el artículo de esta quincena. Cieza tierra de grandes agricultores, pero también de terratenientes que acumulan la mayor cantidad de tierras y faltas de respeto a las normas, obvias, de los derechos del trabajador.

 

Julio pronto dará sus últimos coletazos. En condiciones normales, ya veríamos con cierta nostalgia la llegada de agosto y el final de otro verano más. La Feria pronto volvería a llenar nuestras calles de alegría y de gentío, pero con ella, en tiempos pasados, también llegaría una de las variedades más ciezanas del melocotón; una variedad que, a día de hoy, ya casi se da por desaparecida, sino lo está. Feria era a la vez un fósil de la mejor gastronomía ciezana y un sinónimo de celebración para las gentes del campo, pues no olvidemos que se celebra San Bartolomé, no solo por las epidemias que atajó, sino también por coincidir con el inicio y final del ciclo del campo.

 

La Feria era el momento de celebrar la buena cosecha, y hoy, pese a que no habrá Feria también hay mucho que celebrar. Hay mucho que celebrar porque, pese a la pandemia mundial, nuestros agricultores se han levantado cada día para dar lo mejor de sí. De siete a dos del mediodía han hecho de nuestros campos sus casas, de nuestros melocotones sus familiares y de sus coches su vía para buscar días mejores.

 

Pese al COVID-19, el campo ciezano ha seguido al pie del cañón, y ha seguido, no lo duden ustedes, por el trabajo incansable de los agricultores de toda la vida, esos que huyen de los grandes terratenientes que piensan solo en su bolsillo y tres pimientos les importa la rentabilidad y supervivencia de los pequeños agricultores, los de toda la vida. Cieza no es lo que es por aquellos que, desde sus sillones de despacho, se dedican a poner buenas caras a los políticos y medios de comunicación, no, Cieza es lo que es gracias a los que hacen del campo su vida, a los que sudan junto a sus trabajadores y a los que tratan el producto como si de sus hijos se trataran. Ellos prefieren la calidad del producto por encima de la rentabilidad económica; ellos prefieren esperar a junio para ofrecer un producto de altísima calidad que, con solo mirarlo, se vende en los mejores mercados nacionales. Esos son los agricultores a los que hay que dar las gracias y a los que hay que agradecer que hoy estemos donde estamos. Dejemos de lado a los agricultores de camisa y mocasines para darle el lugar a los que de sol a sol cuidan nuestras tierras y las cuidan como si de su misma vida se tratara. Los agricultores sencillos, humildes y trabajadores son los que merecen nuestro reconocimiento y nuestro aplauso público. Ellos si merecen un respecto, porque se lo han ganado, a diferencia de los busca fotos y, en algunos casos, explotadores de trabajadores en sus almacenes.

 

Cieza, es lo que es, por sus agricultores de toda la vida. Les guste o no, es la realidad.

 

Gracias Pepe por darme a conocer lo que es un día de trabajo en el campo ciezano; rodeado de calor, perigallos y melocotones de extraordinaria calidad.

 

Finalizo citando al que fuera Arzobispo de Sevilla en 1962, el cardenal Bueno Monreal, el cual escribió para el I Plan de Desarrollo, instaurado por Franco, lo siguiente: ‘’Se dan entre nosotros, singularmente en la agricultura, demasiadas diferencias en el reparto de riquezas: junto a unos pocos que poseen miles de hectáreas de tierra, hay millares y millares que carecen de la más mínima propiedad. Los salarios, ya muy bajos de por sí, se ven agravados por un paro estacional que se extiende por meses enteros. ’’

 

Os espero en quince días, mientras sigo observando la vida

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.