Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 17 de Julio del 2018
Sábado, 24 Marzo 2018

Agua y aceite no mezclan bien: la CUP se pone en su sitio

Valora este artículo
(2 votos)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Ya sabéis, lectores y lectoras: hay cosas en esta vida que no pegan ni con cola, que es imposible unirlas o mezclarlas, que se mantendrán separadas por los siglos de los siglos, amén. Y si se intenta la mezcla, poco tardará la separación.

Eso es lo que está ocurriendo en Cataluña. La teoría tan afamada en las naciones sin estado en busca de estado propio de la acumulación de fuerzas está muy bien, es muy bonita, incluso atractiva, y sólo tiene un pequeño fallo: que nunca funciona. Porque la acumulación de fuerzas, independentistas en este caso, supone meter en la misma olla a gentes de derechas, de centro, de izquierdas, de ultraderecha y ultraizquierda, burgueses, clases medias, obreros, clases bajas y demás familia social. Y no explota la olla porque todos ellos tienen un enemigo común: el estado opresor y represor, contra el que hay que luchar para crear otro estado, este nuestro. Pero claro, cada uno de los integrantes de este “cocido independentista” tiene sus propias ideas, que además desea poner en práctica cuanto antes. Y cuando a la alegría y la efervescencia inicial de la lucha contra el estado le sucede la constatación de que el estado es más fuerte de lo que parecía y la cosa va a ser dura, pues empiezan los problemas. Que si yo exijo esto, que si esto otro es irrenunciable para mí, que si de estas líneas rojas no me muevo… Vamos, que la “acumulación de fuerzas” termina pareciéndose a uno de esos matrimonios que, pasada la luna de miel, se deshacen al constatar la cruda realidad: que cada uno es como es, y no como queremos que sea.

 

Y la CUP, la Coordinadora de Unidad Popular, es como es. Muy extraña. Porque es muy extraño, casi herético, que la extrema izquierda sea también ultranacionalista. Eso sí, están muy convencidos de que tienen razón, porque a pesar de haber perdido casi toda su representación en las últimas elecciones autonómicas, ellos siguen con sus ideas, erre que erre, fieles a lo que preconizan. Y como los otros dos partidos de la coalición independentista están reculando poquito a poco, no sé si por convicción o por la constatación de que su intento de ruptura ha fallado y pueden arrostrar consecuencias penales, pues la CUP se planta y dice: o república (independiente catalana, claro), o nada (es decir, nuevas elecciones).

 

Que el procès está muerto la sabe todo el mundo, hasta los propios dirigentes del procès. Que los independentistas catalanes han ido saltándose todas las normas no sólo legales, sino democráticas, también. Que la actuación del movimiento soberanista ha ido derivando hacia la más descabellada de las farsas, nadie lo duda. Que una minoría intente imponer a una mayoría no sólo un concepto de convivencia sino el ser extranjeros en su propia tierra, acompañado todo ello de una debacle económica cuyos efectos ya se notan…pues eso, que muy democrático no es. Y como guinda del pastel, el intento de nuevo enfrentamiento con la legalidad del estado mediante el nombramiento como presidente de un político investigado y que puede acabar en prisión ha acabado en un fracaso clamoroso, pero no sólo por la CUP: también por la ambición de un tal Puigdemont, que se niega a ceder su protagonismo, y por el soterrado pero cada vez más evidente enfrentamiento entre ERC y JxCat. Vamos, que las fuerzas que se habían acumulado están ahora al borde de escindirse de mala manera y dar comienzo al todos contra todos; eso sí, independentistas.

 

No vayan ustedes a pensar que en el otro bando va mejor la cosa. Y es que también en él hay agua y aceite. Por lo cual la solución al galimatías es complicada, salvo que alguna fuerza no nacionalista derive al soberanismo o alguna soberanista al autonomismo. Ya lo decía Miquel Iceta, líder del PSC: si abandonan ustedes (dirigiéndose a ERC) la pretensión soberanista no como idea, sino como estrategia a corto plazo, y deciden que antes que cualquier otra cosa hay que arreglar un poco Cataluña, que está hecha unos zorros tras años de dedicación exclusiva al procès, cuenten con nuestra ayuda e implicación. De hecho parece la única solución posible, porque dudo mucho que Ciudadanos y JxCat, cuyas ideologías políticas son casi un calco una de otra, lleguen a converger sobre la necesidad que tiene Cataluña de un periodo de estabilidad que relance la economía, impulse la mejora social y sobre todo cure la fractura que el procès ha traído consigo. Pero ¡ay!, todas estas soluciones tendrían que venir de la mano de políticos sensatos y que amen realmente no una bandera, sino a la gente de su país. Y de eso, tanto en Cataluña como en el resto de España, tenemos muy poco.

 

En fin, que la cosa sigue casi como estaba. Los independentistas han perdido esta partida y lo reconocen en privado, pero en público continúan con la misma cantinela. Los no independentistas han ganado, pero se trata de una victoria sin contenido real, ya que el sistema electoral no transforma en escaños, al menos por el momento, su mayoría cada vez más amplia en votos, sin contar con su desunión. Nadie parece moverse de sus posiciones, y menos que nadie la CUP, que sin embargo puede presumir de que nunca ha engañado a sus votantes, porque siempre ha dicho y hecho lo mismo que había prometido.

 

En fin, que se tomen todos ellos unas vacaciones ahora en Semana Santa y piensen un poco en cómo sacar a Cataluña del atolladero. Tanto los catalanes como el resto de los españoles se lo agradeceríamos.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

    La empresa encargada de las proyecciones de películas en el auditorio Aurelio Guirao ha informado que de momento, y hasta nuevo aviso, no habrá cine en este auditorio por encontrarse en obras.