Logo
Twiter Facebook Meneame
Domingo, 15 de Setiembre del 2019
Martes, 23 Abril 2019

A mi Semana Santa le faltaron días

Valora este artículo
(2 votos)
Ecce Homo (Cofradía de San Juan) Ecce Homo (Cofradía de San Juan) CLR

CLR/José María Cámara.

Dicen que hoy es Domingo de Resurrección. No les creo. Si fuera Domingo de Resurrección caminaría presuroso al encuentro de la magnífica obra de Carrillo, o buscaría a La Magdalena por Juego de Bolos. Y sin embargo, estoy en casa escribiendo.

La luz apenas entra a través de mi ventana. No hay música, solo estamos los recuerdos de la Semana Santa que se fue y yo. No hay alegría, no hay fotos, no hay recuerdos de marchas. No hay apenas ilusiones por las que hoy poder decir que es Domingo de Resurrección.

 

Yo no les creo. Ustedes me dirán si es Domingo de Resurrección donde esta el Ángel Triunfante. Yo no lo veo en el Paseo. Tampoco veo a San Juan a ritmo de su pasodoble regresar por Calle Angostos. No veo a María de Magdala como la soñó González Moreno siendo llevada bajo un mar de túnicas de beso y traición, o a María en su Amor Hermoso llegar alegre y radiante, como el astro rey, a la ermita donde se cierran las puertas de los sueños año tras año. Me niego a reconocer que hoy SI es Domingo de Resurrección.

 

La Semana Santa de Cieza 2019 ha sido de todo menos Semana Santa. Nos han faltado los tres últimos días. Los tres últimos grandes días de la Pasión según Cieza. Una pasión que comenzó el Viernes de Dolores cuando a las diez y media de la noche volvía a iluminar la Esquina del Convento la Virgen de los Dolores. Fue un traslado donde la ausencia de uno de sus cabos de varas, Alberto Lucas, se hizo presente a lo largo de todo el recorrido. Desde que se destapó el tarro de las esencias con la marcha ‘’El Evangelista’’ se pudo observar el recuerdo de Alberto. Un recuerdo visible en el crespón negro que portaba uno de los ángeles que se ubican a los pies de la Dolorosa, así como en los guantes de los componentes de la OJE de Cieza. Destacar de dicho cortejo el estreno con esta hermandad de la Asociación Musical ‘’No Tenemos Prisa’’ de Abarán. Señera y contrastada formación musical.

 

Con paso decidido y firme avanzó la Dolorosa hacia la Basílica de la Asunción, donde ya la esperaba el Redentor, crucificado por sus hermanos de la Samaritana. Son estos hermanos los que en la madrugada del Viernes de Dolores volvieron a mostrarnos una vez más una Semana Santa plena de amistad, alejada de la grandilocuencia y donde la oración y el recogimiento constituyen los ejes vertebrales del traslado del Cristo de la Misericordia. Uno de los más desconocidos por el gran público, pero sin embargo, de los que más aceptación tiene entre la familia nazarena ciezana.

 

La jornada del Sábado de Pasión volvió a mostrarnos como hay que poner en la calle un cortejo que, con su sola presencia, sea capaz de revestir el ambiente de solemnidad, respeto y elegancia. La Cofradía del Cristo del Perdón volvió a sentar cátedra sobre como se debe hacer un traslado procesional. Así, y sobre un calvario de claveles morados el Cristo del Perdón recorrió en apenas una hora y media el itinerario que lo separaba de la Plaza Mayor, lugar donde de nuevo se encontró con su Madre en un ambiente de recogimiento y admiración que solo consigue esta cofradía con esta entrada. La aparición de la talla de Benedito desde el Callejón de la Hoz y la interpretación de ‘’Tras una Mirada Tuya’’, por parte de la Banda Municipal de Cieza, volvió a dejar anonadados a todos cuantos se encontraban en la Plaza Mayor en la noche del Sábado de Pasión.

 

Sin apenas tiempo para pensar en la llegada de la Semana Santa, y sin tiempo de caer en la cuenta de que verdaderamente las cofradías podían hacer suyas las calles la mañana de Ramos hizo acto de presencia. Se levantó esplendorosa, como ella solo sabe hacer. La OJE hizo de convocatoria para el pueblo de Cieza que esperaba nervioso el sonido del pasodoble de ‘’Los Dormis’’, signo inequívoco de la llegada del Domingo de Ramos. Sobre un mar de palmas a las once de la mañana el paso de Carrillo llegaba a la Plaza Mayor. ¡Cristo estaba en nuestras calles! Cristo había entrado en la Jerusalén que es Cieza, como diría el pregonero de 2017: D. Antonio Tomás Rubio Carrillo. Durante casi tres horas las dieciocho cofradías llenaron el recorrido procesional con sus coloridas túnicas. Recibieron a Cristo en el Paseo, Calle Angostos o Cartas. Fue esta procesión una de las más fluidas de cuantas se recuerdan en los últimos años. Apenas se constataron cortes que hicieran desesperar al pueblo, lo que sin lugar a la duda, pone de manifiesto el buen trabajo que desde la Junta de Hermandades Pasionarias se viene haciendo en colaboración con las dieciocho cofradías ciezanas. A diferencia del pasado año en esta ocasión no hubo personalidad alguna que presidiera la procesión, mas que la del Alcalde de Cieza, Presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias, representantes de las cofradías ciezanas y el clero.

 

Al filo del mediodía entraba en su casa de hermandad el paso de Jesús en Jerusalén. Dando lugar a un acto que, desde el año pasado, ha vuelto a cobrar vigencia, siendo el mismo la entrega de la palma del apóstol San Juan, del paso mencionado anteriormente, a la Cofradía de San Juan Evangelista para que fuera portado por el titular de la hermandad durante esta Semana Santa.

 

Las campanas repicaban a gloria. Ni el calor sofocante pudo con la devoción de todo un pueblo que a media tarde veía como su Faro Luminoso cruzaba el arco apuntado de su ermita para dirigirse radiante y lleno de esplendor a la Basílica de la Asunción. Otro año más las muestras de devoción se hicieron presentes cuando la sagrada imagen llegó a un Camino Madrid repleto de gente que esperaba como agua de mayo la llegada del Señor de Cieza. Destacar, por encima de todo, la cantidad de recién nacidos que fueron acercados hasta el trono para pedirle al Santo Cristo del Consuelo su protección. Los ciezanos podemos estar tranquilos. La devoción a esta sagrada imagen seguirá vigente con el paso de los años. No nos quepa la menor duda.

 

Del Consuelo a la Sangre. Del Domingo de Ramos al Lunes Santo. De Murcia a Andalucía. Si el Domingo de Ramos fue de Consuelo el Lunes Santo es desde dos mil uno de Sangre y Vía Crucis. De nuevo otro Lunes Santo la Cofradía de Santa María Magdalena volvió a llenar las calles de Cieza de oración, recogimiento, Fe, respecto y sentimiento cofrade. En tres horas y medía el Cristo de la Sangre hizo su recorrido procesional. Tres horas donde el rezo de las estaciones fue mas corto de lo habitual, lo que hizo que la procesión ganara en fluidez y redujera el tiempo en la calle. Pese a esta fluidez a los presentes les quedó la sensación de estar ante una de las grandes procesiones de nuestra Semana Santa, no por la cantidad de tronos, solo uno, sino por el ambiente que se crea entorno a la imagen del Cristo de la Sangre. Verdadero foco devocional de esta noche, y de la Cofradía de Santa María Magdalena. Al filo de la una de la madrugada hacia su entrada en la Basílica de la Asunción la cofradía al completo.

 

El Martes Santo llegó revestido de novedades. Con la mirada puesta en la Declaración de Interés Turístico Internacional; la Junta de Hermandades Pasionarias, junto con el Ayuntamiento de Cieza, están trabajando para modificar, o mejorar, la concepción inicial que D. José Rogelio Fernández hizo del Auto del Prendimiento. Así podemos reseñar una serie de novedades que tuvieron lugar este año. Novedades como la ubicación de los narradores en los balcones de la Casa de los Ferrer y Ayuntamiento de Cieza, el paso de los Armaos por la Plaza Mayor antes del Prendimiento, la ubicación de un intérprete de signos, la instalación de un jardín recreando el Huerto de los Olivos o la instalación de una pantalla donde proyectar el vídeo promocional de la Semana Santa. A pesar de todo lo dicho anteriormente lo más importante de este día no tuvo lugar, ni durante el Acto del Prendimiento, ni en la Procesión del Prendimiento, sino en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cieza, donde sobre las ocho y cuarto de la tarde, hacia acto de presencia el afamado compositor de cine: Roque Baños. Compositor de bandas sonoras tan conocidas como ‘’ALATRISTE’’, ‘’Torrente’’ u ‘’Ocho apellidos catalanes’’, así como ganador de tres Premios GOYA a la mejor música original. Su presencia se debió a la firma del acuerdo por el cual el compositor jumillano realizará el proyecto sinfónico ‘’PRENDIMIENTO’’. Proyecto sinfónico compuesta por cinco piezas dedicadas cada una de ellas a los distintos pasos que configuran el Auto del PRENDIMIENTO. Por último reseñar que esta obra sinfónica verá la luz en la Semana Santa de 2020.

 

En tanto en cuanto a la procesión reseñar las novedades que la Real Cofradía de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza trajo el pasado Martes Santo. Estrenos encaminados a renovar la estética que el Señor de la Santa Cena venía luciendo hasta el momento. Así la imagen estrenó una nueva túnica y manto, obra del taller murciano de bordados Virgen de los Reyes, potencias del taller de orfebrería local SUCESORES DE FRANCISCO PENALVA e intervención sobre la policromía de la talla que realizó el escultor local; D. Antonio Jesús Yuste Navarro. También reseñar la vuelta del Tercio Romano, completo, banda inclusive, tras el Nazareno de Cieza. Vuelta que se produce tras unos años en los que la cofradía había apostado por la Agrupación Musical ‘’Medina Siyasa’’ de Cieza. La vuelta del Tercio Romano tras el Nazareo volvió a dejarnos una estampa tan ciezana como es la salida de la Plaza Mayor a paso ordinario del Tercio tras entrar el Nazareno en la Basílica de la Asunción. Colofón de oro a la jornada del Martes Santo. Jornada que veremos cambiar sustancialmente en las próximas Semanas Santas.

 

Había una cierta sensación de miedo, temor, tristeza y duda ante la que se nos venia encima. Los partes meteorológicos no eran nada halagüeños, y encima, el tiempo se tornaba en gris y era acompañado de un aire frío que incomodaba bastante. Íbamos teniendo claro que cada minuto que pudiéramos disfrutar iba a ser un minuto de gloria que había que vivir como el último. Por si lo era. Con esa sensación volvió la tarde a sonar a pasodobles. Volvió a vestirse de blanco y verde, volvió a dejarnos soñar con las los majestuosos conjuntos de la Magdalena y San Juan en alegre traslado desde diferentes cocheras hasta la Basílica y la Casa Museo de la Semana Santa. Estos traslados fueron precedidos del pasacalles infantil que las Cofradías de la Oración en el Huerto y Santo Sepulcro, La Samaritana y el Beso de Judas realizaron por las calles de Cieza a media tarde. Verdadero inicio de los niños en las procesiones ciezanas.

 

Tras acabar los traslados en la Basílica de la Asunción y la Casa Museo de la Semana Santa, y con una hora de diferencia, tuvo lugar la única gran procesión que esta Semana Santa 2019 hemos podido vivir. La Procesión General volvió a mostrarnos como un pueblo se vuelca con su Semana Santa. Calles llenas de gente, tercios rebosantes de nazarenos y tronos con siete y ocho anderos por vara. Ese es el gran regalo que la familia cofrade la hace a su tierra. Un regalo que año tras año es recibido sin miedo alguno por todos los habitantes de nuestra localidad. Destacar de la Procesión General la recuperación de la estética original de la Verónica. Estética que fue posible gracias a la recuperación de las joyas que la Santa portó en la década de los noventa, así como a la presencia del tocado sobre la cabeza de la talla de Sánchez Araciel. La noche del Miércoles Santo fue especial para la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, puesto que hace diez años que la Coronación de Espinas de Romero Zafra se estrenó en nuestros cortejos procesionales.

 

El Miércoles Santo acabó a las 02: 45 cuando la Madre Dolorosa entró en la Basílica de la Asunción para no volver a salir a la calle más en esta pasada Semana Santa 2019.

 

Jueves Santo. La despedida. Todo en el ambiente era amargo. Los cofrades comenzamos a concienciarnos que sería el último día de la Semana Santa de Cieza 2019. Con esa amargura propia del que sabe que se acaba una realidad tan anhelada como esperada a partes iguales tuvieron lugar las procesiones de los Hijos de María y el Silencio. Reseñar de ambas procesiones la rapidez con las que se desarrollaron, rapidez provocada por el temor de una posible lluvia que pillara a ambas cofradías en la calle. ‘’Nene, casi no la pillo si me descuido’’ fue la frase más repetida durante la Procesión de los Hijos de María. Procesión que, pese a la duda de la suspensión o no, volvió a sacar a la calle un amplio cortejo de manolas y manolos. Entre todo el cortejo había una persona que tras ocho años se despedía de su cargo. Rafael Marín Pino, presidente de los Hijos de María se despedía con esta procesión del cargo que ha venido desempeñando durante largos ocho años de su vida. Su cara de emoción reflejaba el sentimiento que ser HIJO DE MARÍA crea en todos cuantos nos enfundamos la túnica verde esperanza. Gracias Rafa.

 

Doce campanadas como doce puñales. La oscuridad venció a la luz. La noche murió como lo hizo la Semana Santa de 2019. La majestuosa talla de González Moreno y el cortejo de Silencio y Agonía fueron los últimos grandes regalos que nos hizo la Semana Santa de Cieza 2019. Toco acabó cuando al filo de las dos y media de la madrugada entraba en la Basílica de la Asunción el cortejo de la Cofradía del Cristo de la Agonía.

 

No hubo ni un resquicio de esperanza. La lluvia no nos permitió despedir la Semana Santa. Nos dejó el alma rota, y esa extraña sensación de no haber vivido una nueva Semana Santa. La suspensión de las procesiones de Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección nos partió el corazón en dos. No había forma de despertar de esa dura pesadilla que estaba teniendo lugar. El peor temporal en Primavera en cincuenta años había acabado de un solo plumazo con todas las esperanzas, ilusiones y horas de trabajo echadas durante el año.

 

La Semana Santa de Cieza 2019 acabó, pero comienza poco a poco, tímidamente, a brotar en nosotros una nueva Semana Santa. Nos separan 357 días para volver a detener el reloj de la larga espera. Hasta entonces que el Señor de Cieza nos guarde, y que en nosotros nunca se apague la llama de la Semana Santa de Cieza. La de 2020 será la de las novedades en el Prendimiento, la del 75 Aniversario fundacional de la Dolorosa y la de una nueva oportunidad para mostrar al mundo como Cieza vive su Semana Santa.

 

Ahora comienza la Semana Santa silenciosa. La que no se ve, pero que es igual de importante que la que si se ve. No lo olvides.

 

A Cieza por su Semana Santa.

PromoCLR

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.