Logo
Twiter Facebook Meneame
Miércoles, 25 de Noviembre del 2020
Sábado, 05 Abril 2014

San Pedro camina hacia la Semana Santa

San Pedro portado a hombros por anderos de su hermandad San Pedro portado a hombros por anderos de su hermandad CLR

CLR/José María Cámara.

De nuevo Cieza se vistió de azul y marrón como cada año el viernes previo al pregón de nuestra semana santa. La hermandad del primer papa se echó a la calle para anunciar aquello que desde Al Ándalus nos llegó vestido de verso de primavera: "Esperad mis impacientes paisanos: para tocar el cielo con las manos nos falta solamente una semana’’ así decía el Antonio García Barbeito.

Y es cierto, solo nos queda una semana para la semana más grande de Cieza y ayer noche la Cofradía de San Pedro , siendo consciente de tal hecho, selló de nuevo su compromiso con la Semana Santa de Cieza y sacó todo su esplendor a la calle.

 

Sobre las nueve y cuarto de la noche los nervios se palpaban en el ambiente, mamas corriendo para poner en la fila a sus hijos, músicos a toda pastilla para colocarse en su lugar, anderos que estaban buscando compañero de vara, cirios encendidos y el pueblo expectante ante un nuevo preludio de pasión. Y como se esperaba en el momento exacto se hizo el silencio, todas las miradas a un punto, los hermanos de la hermandad y el pueblo se fusionaron en una talla, San Pedro, aquella imagen que por el año 1.948 tallara el malagueño D. Francisco Palma Burgos. Ya estaba el cortejo en la calle y más aún cuando la Agrupación Musical Medina Siyasa interpretó Virgen de la Estrella y Estrella Reina del Cielo, en esos momentos exactos todo empezó a caminar, como si arena de un reloj fuera ya solo quedaban dos horas y media para que de nuevo San Pedro regresara a la Cochera de los Santos por su semana santa.

 

Como decía, el traslado duro dos horas y media pero en su transcurrir por el Paseo José Antonio Camacho, Paseo, Mesones, Angostos, Tercia, Santo Cristo y Cánovas del Castillo la Cofradía puso en la calle casi medio centenar de cofrades entusiasmados por pasear sus túnicas ante la luna que ayer quiso ser espectadora de excepción de la Pasión en Cieza, pero el cortejo no solo lo formaban los nazarenos del tercio sino que muchísimos nazarenos de las aceras , como decía el pregonero, no quisieron perderse ni un solo segundo de este traslado , ya instaurado en el ideario colectivo.

 

El traslado discurrió sin sobresaltos y a un ritmo rápido incluso, lo que facilitó que la gente se agolpara en todas y cada una de las calles del recorrido por las que el cortejo pasó , dejando la segunda capa de pasión sobre los adoquines del pueblo de Cieza , pero no solo la segunda capa de cera ,sino que en los recovecos de las calles ciezanas las marchas procesionales volvieron a pasearse como hicieron hace veinticinco años , cuando se fundó la agrupación que ayer noche puso la nota música al cortejo por primera vez , la Agrupación Musical Medina Siyasa, la cual demostró ayer noche su gran calidad demostrando esto que digo al interpretar piezas como Estrella Reina del Cielo, A los Pies de Sor Ángela o Y Al Tercer día , de hecho fue con esta composición con la que a las doce menos veinticinco de la noche el apóstol que durante todo el año descansa en San Juan Bosco hizo su entrada en la Cochera de los Santos, entrada acompañada por el reconocimiento del pueblo al gran trabajo que habían realizado en las dos horas y media de traslado y durante todo el año, estando ya todo listo para que de nuevo forme la cofradía parte de los cortejos pasionarios de Cieza.

 

Y recordad: tan solo nos queda una semana, mis queridos paisanos...

Galería de imágenes

Haga clic sobre las miniaturas para verlas ampliadas y navegar por la Galería de Imágenes.

AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.