Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 30 de Mayo del 2017
Sábado, 08 Marzo 2014

Tino Mulas: “No creo que esta generación sea mucho peor que la mía”

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Tino Mulas Tino Mulas CLR.

CLR/Daniel J. Rodríguez.

Desde el curso 2011-2012, Tino Mulas es director del IES Los Albares. En sus 18 años como docente en el centro ciezano, este profesor de historia ha desempeñado otras tareas de gestión y dirección, entre las que se cuenta la dirección de actividades extraescolares o la de la revista ‘La Mandrágora’.

Son momentos duros para la educación. La reducción de las becas, la crisis y las reformas educativas sacan a los profesores a la calle. Entre toda esta convulsión, una luz: el IES Los Albares, de Cieza, es un centro educativo plagado de alumnos brillantes, inquietos, llenos de energía…Los futuros artífices del cambio del mundo.

 

¿Cuál es su concepto de educación?

Voy a dar una respuesta que, probablemente, no es lo que se espera de un director de instituto. El concepto de educación es demasiado amplio, yo lo intentaría limitar a formación. En teoría, un profesor no es un educador. La educación es algo más complejo que está, al menos en buena parte, en manos de la familia. La forma de ver la vida, de comportarse ante el mundo, incluso las ideas que tiene una persona, surgen en la familia. Aunque los profesores seamos un apoyo casi insustituible. Los profesores somos más bien formadores, lo que pasa es que la sociedad deja en manos de los profesores la educación de los hijos, cuando somos los padres los que tenemos que educar a nuestros hijos.

 

En cuanto a la formación, es una cuestión básica. Ya no solo una cuestión científica o académica, la formación incluye e incide en la educación, en lo que vas a acabar pensando cuando seas mayor. De hecho, la mayoría de chavales de 15 o 16 años, hacen más caso de lo que dicen sus profesores. Educación y formación son conceptos complementarios pero que a mí me gusta siempre diferenciar. No somos los profesores los responsables únicos de la educación de un alumno a todos los niveles.

 

¿Es real esa percepción que tenemos del alumno como alguien cada vez más apático y pasivo?

Creo que, hace 30 años, cuando tenía la edad de mis alumnos de bachillerato, mis mayores pensaban lo mismo que nosotros. ¡Hombre! La sociedad cambia. Digamos que el concepto que teníamos antes de recibir una formación para poder subir en la vida, que muchas familias humildes se sacrificaban hasta límites inverosímiles para que sus hijos tuviesen una vida más cómoda, eso se ha perdido ahora. Nuestros hijos, nuestros nietos también, tienen un concepto de la formación muy sui géneris. También ven que a pesar de recibir una buena formación, muchos de sus mayores no consiguieron un empleo mejor. Pero no creo que esta generación sea mucho peor que la mía, que la de mis padres o la de mis abuelos.

 

Sé que mi padre y gente de su generación recuerda, más o menos, la lista de los Reyes Godos. Mis compañeros y yo somos incapaces de recordar la de los ríos de España

¿Os los han enseñado? (ríe)

 

Eso sí que es una realidad

La verdad es que sí. Ahora: tu padre, o gente de la generación de tu padre, sería incapaz de coger un ordenador y empezar a manejarlo. Sin embargo, gente de tu generación o de la generación de mi hijo, han nacido con ellos y saben manejarlos. Los saberes, las necesidades del saber son diferentes. En mis tiempos, aprender los Reyes Godos, aparte de una técnica memorística, era incluso una cuestión política. En tiempos de Franco se quería retrotraer las glorias imperiales y entroncar el pueblo mediterráneo con los pueblos del norte…Pero ya te digo, ahora todo es diferente. Para un chaval es mucho más útil en su vida manejar un ordenador que saber la lista de los Reyes Godos. Aunque bueno, se puede comer de eso (ríe).

 

¿Realmente hay, en los currículums de las asignaturas, material y contenidos prescindibles?

Si le preguntas a los alumnos te dirán que para qué quieren ellos saber quién fue Isabel II o para qué sirve hacer una ecuación de segundo grado. El saber ocupa lugar, pero ese lugar es una inversión. Cuanto más aprendes, más fácil te resulta aprender cualquier otro tipo de conocimiento. Lo que no saben los alumnos, y los padres de los alumnos en muchos casos, es que cuanta más formación tengas, más persona serás, más posibilidades tendrás de tener una vida plena y menos te engañarán. La formación, en todos los sentidos, enriquece al ser humano. Cuando ya tienes una edad, te das cuenta de que todo lo que has aprendido te sirve, no solo para mejorar tu nivel de vida y el de trabajo, sino para ser mejor persona.

 

Sin embargo, ahora parece que la universidad no es la mejor salida

Hay varias opciones que son tan buenas o mejores que la universidad. Un ejemplo son los ciclos de formación profesional. Ahora, hay una cosa que es cierta pese a la situación actual: cuánto más estudias, mejor trabajo tienes y más ganas. Hay un cálculo bastante exacto que refleja que por cada año que curses por encima de los estudios obligatorios, tu salario medio durante el resto de tu vida ascenderá un 10% aproximadamente.

 

Es muy fácil ver licenciados, por ejemplo, recogiendo melocotones. Pero es prácticamente imposible ver a alguien que no tiene estudios dirigiendo una empresa.

 

En Los Albares confluyen un gran número de posibilidades educativas para los estudiantes. Además de la educación secundaria obligatoria, el instituto ofrece hasta un total de 7 módulos de grado medio, 3 de grado superior y distintas modalidades de bachillerato. Más de 1500 alumnos se benefician, cada año, de un amplio abanico que les permite comenzar el camino en el mundo laboral o académico.

 

¿Cuál es el estado de salud de un instituto tan grande como Los Albares?

Es un instituto muy grande, muy complejo. Hay mucha gente, muchísimas sensibilidades, muchísimos caminos a seguir, muchos deseos y expectativas y, también a veces, bastantes fracasos. En la directiva somos 7 personas, cosa que muy pocos institutos tienen en España. Es, a nivel de la región, el 2 centro más grande en tamaño y creo que también en alumnado. Eso trae una complejidad de gestión tremenda, digamos que te absorbe todas las horas.

 

Yo creo que funciona correctamente, dentro de los límites que tenemos con los presupuestos y con la ley de educación que nos amenaza. El instituto funciona adecuadamente después de haber pasado una etapa económica realmente mala, como el resto de centros de la región. A nivel académico los resultados no son malos, ni mucho menos. Yo diría que son bastante positivos. Año tras año mejoran las estadísticas, estamos por encima de las medias regionales. Todo eso es un éxito, fundamentalmente de los alumnos, que son los que lo sacan, pero también de los profesores.

 

¿Hace falta esta nueva LOMCE que nos presentan?

Haría falta una nueva ley, pero consensuada. Lamentablemente, y lo digo tanto como ciudadano español como profesor de historia, en España hacen falta hombres de estado, políticos que realmente quieran mejorar su país. Hace 3 años, un ministro que no tenía carnet en ningún partido, que es el ministro Gabilondo, que además sabe de educación porque ha sido rector de la complutense de Madrid, empezó a hablar con todos los partidos políticos y a desarrollar una ley en la que se recogían muchas sensibilidades con la que se quería establecer un sistema educativo básico que sirviese durante 30 o 40 años. Todos los partidos estaban de acuerdo en firmar esa ley, no recogió casi ninguna crítica de partidos políticos ni sindicatos pero, lamentablemente, se convocaron elecciones y ya nadie se acordó.

 

La nueva ley, en mi modesta opinión, es la ley más retrógrada que he conocido. La que hay ahora tampoco es ninguna maravilla pero, por lo menos, es bastante más igualitaria. Intenta dar oportunidad a todo el mundo. Ni en el último franquismo he visto unas leyes tan retrógradas como estas. La última ley que se sacó en el franquismo era bastante más avanzada que la LOMCE. Con eso creo que lo digo todo. Es una ley que está fuera de lugar, que incluso ponen mal fuera de España.

 

Sin duda, el mejor modelo sería una ley básica común para un largo período

Una ley de todos, una ley de consenso en la que, por una vez en la vida, nuestros líderes políticos dejasen de lado el partidismo y desarrollaran una ley como se hace en cualquier otro país como Alemania, Francia e incluso Italia. Estos países lo consideran algo lógico, entre todos se juntan para hacer una ley educativa que sea lo mejor posible, invierten en educación y luego tienen lo que tienen: técnicos informados, sistemas educativos que recogen a los que menos oportunidades tienen y, muchas veces, los catapultan a un futuro mejor…Y aquí, ¿Qué tenemos?...Mejor no contesto.

 

¿Qué tiene este instituto de Los Albares? Los chicos participan en premios, ganan, crean empresas, forman parte de proyectos…Eso se fomentará desde el profesorado, claro

Sí, pero es que buena parte del profesorado es así también. Hace 5 años celebramos el trigésimo aniversario del centro y se hizo una edición enorme de la revista ‘La Mandrágora’. Por aquel entonces yo era el editor de la revista y me hicieron una entrevista. Lo que contaba es que estamos hechos de cola de lagartija, nunca paramos. Hay centros que son así, otros son más parados, otros se enquistan en las viejas tradiciones… Llevo 18 años en este instituto y, desde el momento que llegué, vi ansias de hacer cosas nuevas, de estar a la última, de buscar nuevas formas de educar e intentar hacerlo mejor. Hay muchísimos profesores que se mueven un montón y, si a eso sumamos que tenemos muchos alumnos a los que les encanta moverse…Raro es el concurso en el que no estamos, raro es el proyecto al que no nos presentamos, y eso es bueno para la educación.

 

Rompe también el concepto de acudir al instituto a escuchar la charla magistral y luego a casa

Eso se llamaba pedagogía de factoría: soltar el rollo y a casa. El alumnado que tenemos ahora ya no aguanta que le suelten la charla. El alumno que ha nacido hace 14 o 15 años está acostumbrado a otro tipo de comunicación, al bombardeo de datos, a transmitir y recibir información. La educación de factoría ya no sirve: soltar el rollo a todos por igual, evaluar a todos por igual y poner notas como churros. Ahora hay un feedback, un intercambio de ideas y conocimientos entre los alumnos y el profesor.

 

La inserción de la tecnología es positiva

Sí, este año empezamos un proyecto, que era la implementación de Tablets en el instituto y muchos padres se preguntaban si sus hijos iban a saber estudiar con el aparato: los niños de hoy en día pueden salir sin pantalones a la calle pero el teléfono móvil no se les olvida. Ellos necesitan medios de comunicarse, de enviar y recibir información. Si has nacido delante de una pantalla, esto es natural. La cuestión es que los profesores aprendamos a utilizar estos aparatos. Estamos realizando cursos para que los profesores aprendan a utilizarlas y muchos de ellos se han quedado alucinados con lo que permiten hacer: enviar correos, interactuar con los alumnos, poder corregir rápidamente un trabajo…las posibilidades que abre son casi infinitas y lo digital forma parte de la vida de cualquier alumnos en occidente.

 

¿Qué falta entonces en las aulas para que todo sea mejor?

Harían falta menos alumnos por aula, medidas más exhaustivas para ayudar a los alumnos que lo tienen más difícil, un mayor equipamiento. También más profesores, porque con los recortes salvajes (no sé si se les puede llamar así, porque no dejan llamar a las cosas por su nombre) que se han hecho hemos perdido 2000 y pico profesores. Hay ahora mismo centros donde hay grupos de 39 y 40 alumnos en bachillerato…Eso es volver a cuando yo estudiaba. Ni los centros están preparados para eso.

 

Lo he escuchado: “el instituto de Los Albares es el de los maleantes”. ¿Qué me puede decir sobre este tipo de afirmaciones?

Está feo que yo lo diga porque soy el director del instituyo, llevo 18 años en él y he trabajado mucho por su evolución pero… A mí me gustaría saber si un instituto que es el más premiado de la Región de Murcia en los últimos años, cuyos alumnos han ganado los principales premios educativos, que es representante a nivel deportivo de toda la Región, al cual llaman desde otras regiones de España para copiar modelos educativos… Los profesores del instituto hemos sido los más premiados en los últimos años de la Región de Murcia. Tenemos 100% de aprobados en selectividad, estamos por encima de todas las medias…Yo creo que muchos centros querrían estar tan llenos de maleantes y gente poco recomendable como los Albares. Naturalmente hay de todo, como en todos los centros. Pero sí te digo una cosa: nosotros no abandonamos a nadie. Si un alumno deja de acudir al centro, lo primero que hacemos es activar el protocolo para que ese alumno vuelva.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.