Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 23 de Setiembre del 2017
Viernes, 20 Diciembre 2013

Luis Belló: “Cuando eres partidario de un club deportivo, sufres con sus penas y te alegras con sus triunfos”

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Luís Belló frente a los micros de ORM Luís Belló frente a los micros de ORM foto cedida por el entrevistado

CLR/Daniel J. Rodríguez.

Luis Belló me espera sentado en una cafetería de la plaza de España. Comenzó su etapa periodística en los medios locales, aunque actualmente acumula más de 20 años de trabajo frente a los micros de Onda Regional de Murcia. Siente pasión por el deporte, una disciplina en la que centra sus esfuerzos laborales.

 

Hablar con un periodista en estos momentos en los que la crisis del sector puede resultar interesante para conocer los entresijos y las posibilidades de futuro de este necesario oficio.

 

¿Cómo acaba un licenciado en historia en el periodismo deportivo?

Hay mucha similitud entre el mundo de la historia y el mundo de la comunicación. La historia se encarga de la vida de nuestros antepasados, de contar su modo de vida. Lo hace valiéndose de los vestigios arqueológicos, archivos, documentos escritos…En definitiva, lo que procura la historia es contar la manera que tiene de plantearse la vida y el mundo el ser humano. Y el periodismo no es sino contar lo que pasa, lo que ocurre en cada momento. La historia se toma un poco de relajo para contarlo mientras que el periodismo es mucho más vibrante, se trata de contar las historias del presente, expresarlas para que lleguen a la gente.

 

¿Es más difícil, por tanto, contar la realidad actual que el pasado?

Más difícil no. Lo que requiere es un gran sentido de la realidad, de lo que pasa alrededor, estar muy informado de cuanto acontece para que, cuando suceda algún acontecimiento, tengas las armas intelectuales suficientes para poder contarlo.

 

¿El periodista puede llegar a ser objetivo?

Tiende hacia la objetividad. Las máximas en las que se asienta el periodismo son, primero, decir siempre la verdad y, para decir la verdad, tienes que ser honrado contigo mismo, olvidarte de credos políticos y de todo e ir exclusivamente a lo que está ocurriendo. La objetividad siempre es una entelequia como todos los entes de razón y, entonces, es un ideal, al cien por cien claro que no existe, pero la obligación ética del periodismo es tender siempre hacia una información objetiva y, sobre todo, veraz. Esa es nuestra obligación, otra cosa es que se alcance en mayor o menor grado.

 

Bajo mi punto de vista, esa objetividad se diluye en el periodismo deportivo, que se trata desde una tendencia más ilusoria y literaria

Estoy en el periodismo profesional desde hace 35 años, he trabajado en los 3 medios y tengo una perspectiva amplia de cómo ha evolucionado la profesión. Tradicionalmente había un dicho que era “el que vale, vale y el que no, a deportes”. Eso terminó de un plumazo con una figura que, para mí, es clave en el periodismo deportivo español de los últimos 30 años, que se llama Julián García Candau, que fue el primer jefe de deportes del diario El País. Proyectaba cultura en cada una de sus crónicas y revolucionó el mundo del periodismo deportivo. Después le han seguido el ritmo otros grandes del periodismo escrito, entre los cuales yo me quedo con Seurola, que tiene una forma de redactar distinta, con cierto aire pedagógico, didáctico. Los periódicos generalistas y las publicaciones especiales y los suplementos son ejemplo de buen periodismo deportivo y de rigor, seriedad y objetividad.

 

Nada que ver con los periódicos deportivos de mayor tirada

El diario Marca, que es el más vendido en el país, es un completo desastre, una cosa impresentable desde la primera página a la última. Y el diario AS también. Está muy descuidada la redacción, cometen muchos fallos gramaticales, son bastante sensacionalistas, no les importa manejar rumores y manipular la información. Es el contra-periodismo. Paradójicamente, es la prensa más vendida en nuestro país. Pero yo abomino esos periódicos, los leo por la obligación de mi trabajo.

 

También en televisión han cambiado los modos narrativos en cuanto a contar el deporte

Creo que a televisión han trasladado esquemas de la radio tal cual. Los dos medios son absolutamente distintos en su concepción y en su forma. Para empezar, la radio solo transmite sonidos y, a través de tu voz, de tus inflexiones y de la calidad a la hora de narrar, tienes que transmitir todo lo que está pasando, dar más lujo de detalles. La narración en radio es más exhaustiva que en televisión.

 

En televisión la imagen es el soporte fundamental, la palabra solo debe acompañar, no explicar al detalle. Se suele incurrir en eso: las transmisiones de fútbol ahora en televisión son insoportables.

 

¿Y las tertulias?

El mismo planteamiento y la misma forma de expresarse que en la radio. Es radio con imágenes, televisión muy estática, casi no hay acción. Ahora en Punto Pelota han tratado de jugar con la estética pinchando mucho las cámaras, pero el esquema es radiofónico. Hace falta una revisión en profundidad de las formas de emitir el mensaje televisivo.

 

¿Qué es eso que tiene el fútbol que ensancha tanto los corazones?

El fútbol es una pasión colectiva y un sentimiento de pertenencia a algo. Cuando eres partidario de un club, sufres con sus penas y te alegras con sus triunfos. El fútbol es un deporte muy popular porque es muy barato y se puede jugar en cualquier sitio. Está muy extendido y muy difundido por todo el mundo, muy consolidado. El momento de la competición es aquel en el que el aficionado al fútbol explota, se desahoga. Es un medio para proyectar también frustraciones; por ejemplo los ultrasur, que son una vergüenza para cualquier aficionado serio; dan rienda suelta a sus sentimientos y hace que, durante dos horas, la gente hable solo de eso, que se olvide de todo. Es un deporte muy social.

 

Los futbolistas son los superhéroes de ayer

Lo son. Son los superhéroes, son los gladiadores del presente. Los grandes estadios y los anfiteatros como el Coliseo tienen unas características similares. Y al héroe, al gladiador, cuando ganaba, lo aclamaban y condecoraban como sucede ahora con el futbolista. Eso produce fama, dinero, popularidad y, sobre todo, convierte a los futbolistas en ejemplo a seguir. De ahí también el compromiso que tienen con la sociedad: tienen que ser muy responsables en la administración de su imagen pública. Pueden causar un gran beneficio o un gran perjuicio a sus seguidores.

 

Dentro de esa pasión por el fútbol, ¿Qué papel tiene en su vida el Real Murcia?

El Real Murcia es el objeto periodístico número uno de interés en los medios. El Murcia es la locomotora de la información deportiva, además es uno de los clubs más antiguos de la Región. Es el más importante, lleva el nombre de la Región entera y es el único que ha estado en primera división, lo que le confiere una relevancia mediática importante, aunque ahora esté en segunda división. Hablamos de un club que se fundó en 1908 y no ha parado de funcionar.

 

Y usted ha seguido su trayectoria desde...

Yo estoy siguiendo al Real Murcia profesionalmente desde el año 90 en Onda Regional, consecutivamente. Antes los había seguido de forma dispersa para otras cadenas. He vivido 2 ascensos pero también he vivido 3 descensos. Lo ideal sería que se consolidara en primera división, que estuviera acorde con la ciudad que representa, y no lo está. Y es así porque el dueño es de Madrid y dirige el club a 400km de distancia.

 

El Real Murcia es a la región lo que el C.D Cieza a Cieza

Sí, creo que sí. Lo que ocurre es que hay una cierta incomprensión de lo que significa el fenómeno Real Murcia lejos de la capital de la región. Los dirigentes del Real Murcia siempre se han dedicado a sus proyectos y el resto del fútbol regional les ha importado bien poco. Nunca se ha visto a las directivas del Murcia interés por lo que se hace en Cieza, por ejemplo. Y eso es culpa de la política de dirección de club que ha llevado el Murcia tradicionalmente. Ahora dicen que quieren estrechar lazos con los distintos clubes de esta región y yo lo pongo muy en cuarentena.

 

El pasado año el C.D Cieza dio la sorpresa, ¿no?

Fue un momento de emoción colectiva muy bonito. Yo veía una emoción enorme de la gente, un público muy joven y una Arboleja llena, ¡y eso es un gusto! Pero a mí no me extrañó que el Club Deportivo Cieza llegara donde llegó porque era el fruto del trabajo de los últimos tres o cuatro años de una directiva muy bien llevada por el presidente, que es un tío con las ideas muy claras, un hombre del fútbol. Tengo que recordar aquí que el presidente del C.D Cieza es entrenador de fútbol, y eso es muy importante porque conoce el fútbol hasta en sus más mínimos entresijos. Conoce la idiosincrasia del futbolista, del entrenador y comprende la realidad. Además, me consta que están cuidando mucho la cantera. Todo eso tiene que dar frutos a la larga. A ellos les ha dado frutos a medio plazo, primero rozando la eliminatoria de ascenso y luego, el pasado año, disputándola.

 

¿Y ahora?

Ahora están en una fase de transición porque el 80% de los jugadores se le marcharon. Entonces, cuando tú renuevas una plantilla en el 80% de sus efectivos, aunque los jugadores son buenos necesitan un tiempo de adaptación. Pero yo creo que el Club Deportivo Cieza, llevado por quien está llevado, y con ese entrenador, José Manuel Lucas, que es un amante del toque y del buen fútbol y conecta muy bien con el futbolista, enseguida recuperará el nivel. El próximo año volverá a hablarse, y muy bien, del C.D Cieza.

 

Sin embargo en Cieza también salen buenos deportistas en otras disciplinas: atletismo, fútbol sala…

Sí, ¡Claro! Juanma Molina, Benjamín Sánchez, que está en activo y, aunque no tiene suerte con las lesiones, tiene una fuerte vocación atlética y lo va a superar. También ciclistas insignes: Ignacio García Camacho ha sido campeón de España en un campeonato en el que ganó al mismísimo Induráin. O ya, más atrás en el tiempo, el propio José Joaquín Rojas, que ha sido campeón de España en Ruta y que está compitiendo, por hacer un símil con el fútbol, en el Barcelona del ciclismo nacional. Quiero recordar con emoción a Mariano Rojas, que unía a sus condiciones de gran campeón, las de enorme y maravillosa persona. Era un ser fantástico. Lo recuerdo con mucho cariño. Por supuesto, en otras disciplinas hay grandes deportistas muy jóvenes como Alejandro Yepes de El Pozo y Juan José Angosto, de Santiago Futsal.

 

Me gustaría abordar con usted el estado actual del periodismo nacional. ¿Cómo se siente un redactor cuando conoce la noticia de un cierre tan grande como el de Canal Nou?

Pues muy fastidiado y muy desencantado. Ni tan siquiera dan lugar a abrir el debate entre la idoneidad de medios públicos o privados. De un plumazo cierran el medio público porque dicen los dirigentes que lo sustentan que el dinero que destinan al medio prefieren destinarlo a otros fines mejores. ¡Eso es demagogia! Una demagogia populista, asquerosa, facilona y con un punto rastrero. Ese no es el camino: el medio de comunicación público es tan necesario como el privado.

 

El medio de comunicación público siempre tiene que cubrir los huecos que dejan los medios privados, sobre todo culturales. En todo sistema democrático saludable es necesario que el medio de comunicación público no solamente subsista sino que lo haga con dignidad.

 

Hablan de crisis del sector, de remodelación necesaria del mundo de la comunicación… ¿No hay futuro para el periodismo?

Sí que hay futuro para la prensa, para la radio y para la televisión. Lo hay desde el preciso instante desde que, en un Estado Democrático, el derecho a la información es un derecho constitucional y, para desarrollarlo, se necesitan medios de comunicación.

 

¿Qué le ata a Cieza?

Mi familia. Mi madre vive todavía, tiene 86 años y un estado de salud delicado. Me gusta venir a visitarla y estar con ella. También tengo una hermana, un cuñado y 4 sobrinos de distintas edades. Y a partir de ahí, cuando vengo a Cieza intento disfrutar de su entorno, de su ambiente, de su espacio natural, de la Atalaya y del casco viejo, el espacio más antiguo. Me encuentro muy bien aquí, es una vibración muy positiva y muy agradable. El pueblo ha cambiado muchísimo a mejor. Es una ciudad más cómoda, más funcional.

 

Cieza apuesta cada vez más por la cultura, por el deporte. Hay una eclosión de gente que quiere trabajar, que tiene inquietudes

Sí. Yo también lo observo. Me muevo mucho por las redes sociales y observo gente que escribe, que lo hace con mucho sentido y gente que está muy preocupada por el fenómeno cultural. Y eso siempre es interesante.

 

Luis habla del nuevo Teatro Capitol, valora los pros y los contras de la obra y se plantea, en voz alta, preguntas sobre el futuro del buen funcionamiento del coloso. La mañana agota sus últimos minutos y el periodista de Onda Regional reflexiona sobre el panorama actual de los medios locales. Admite que “tienen grandes ideas y un importante proyecto” pero reconoce que los esquemas que alguno de ellos defiende están obsoletos. Se marcha. Abandona la plaza de España camino a su casa. Bajo su brazo un periódico en el que, minutos antes de mi llegada, ha estado desgranando la actualidad con el entusiasmo de quien ama el periodismo.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.