Logo
Twiter Facebook Meneame
Sabado, 23 de Setiembre del 2017
Domingo, 16 Marzo 2014

José Antonio Sánchez:“ La escalada es un deporte de gente que está muy cuerda”

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)
José Antonio Sánchez se equipa para escalar José Antonio Sánchez se equipa para escalar Foto cedida por el entrevistado.

CLR/Daniel J. Rodríguez.

José Antonio no pensaba, en la tarde del pasado domingo, que tendría que pasar toda la madrugada ascendiendo por la pared norte de la Atalaya. Gran experimentado en el deporte de la escalada, participó activamente en el rescate de dos adolescentes que, sin saber muy bien cómo, quedaron atrapados en una zona de alto riesgo de la montaña.

Los dos niños comenzaron a subir por una zona muy vertical, que ellos mismos supusieron fácil en un principio, hasta que llegaron a un punto en el que no podían ni ascender ni descender, debido a la dificultad de la pared, sumando que no llevaban equipamiento de ningún tipo, pues iban a hacer senderismo. Llamaron por teléfono al 112 y rápidamente el dispositivo se dio cuenta de que no llevaba los medios suficientes para poder rescatarlos. El papel que José Antonio desempeñó fue realizar el montaje de una instalación que le permitiera asegurar de forma provisional pero segura, primero a uno de los niños (el que más cerca se encontraba) y así ahorrar tiempo para llegar al segundo, que estaba demasiado agotado. Uno de ellos se encontraba a una altura de unos 75 metros y el otro a unos 90 aproximadamente.

 

Hasta que ambos fueron asegurados, estuvieron expuestos a un riesgo altísimo. No podían descansar sobre ninguna superficie y el esfuerzo que tenían que realizar para sostenerse a la roca era muy grande. Además la temperatura bajaba por momentos y su ropa no era la apropiada. “Para todos fueron momentos muy difíciles pues pensábamos que no llegaríamos a ellos a tiempo, estaban ya mucho tiempo en la pared y la instalación que había que realizar para llegar a ellos fue muy laboriosa y extensa”, explica el escalador para quien, el pasado domingo, los dos jóvenes volvieron a nacer, “para mí fue una experiencia muy dura porque los niños se encontraban en una situación tan complicada que pensaba que no llegaría a alcanzarles a tiempo”.

 

Los dos chicos, situados a una altura similar a la de un edificio de 30 pisos, fueron descendidos al suelo gracias al intenso esfuerzo de José Antonio que, en colaboración con el equipo de bomberos, pudo firmar un buen trabajo con final feliz. Más de 7 horas de una experiencia que califica como “la más dura” a la que se ha enfrentado en su vida.

 

Ha habido muchas voces críticas hacia la labor de los bomberos

Ellos me llamaron por la confianza que tienen conmigo. Debo decir que ellos trabajan perfectamente, solo que necesitaban gente más experta. Confío plenamente en su labor y doy fe de que hicieron lo máximo y se jugaron la vida por llevar a cabo el rescate. Hay que valorar mucho su trabajo el domingo. Cuando ya tenía a los dos críos seguros llegó un bombero, Pachu, que ha sido el que me ha formado a mí. Él fue quien tomó las riendas. Hicieron un trabajo excelente. Que quede claro.

 

¿Es la primera vez que colabora en una tarea de estas características?

No, es la segunda vez que cuentan con mi experiencia en la escalada para rescatar a alguien. Es un tema delicado. Lo hice porque tenía que hacerlo. Es muy duro ver a dos personas y tener claro que se matan. De hecho, ellos estaban separados por una gran distancia y creía que solo iba a tener tiempo para llegar a uno de los dos. Pensé que uno se mataba, no me daba tiempo. Al final, tras asegurar al primero fui a por el otro, que gritaba que ya no podía más y que tardaba mucho, aunque yo iba todo lo rápido que podía, siempre asegurando, porque no podía ponerme en un riesgo de muerte.

 

¿Cómo se encontró?

Yo ahora mismo tengo un buen nivel de escalada y, durante todo el tiempo, fui muy seguro, no arriesgué más de lo que debía.

 

¿Qué pasa por la cabeza de uno cuando llega abajo y se da cuenta que todo ha acabado en un susto?

Pues…Había gente que conocía, estaban los miembros de Cieza Vertical y me desinhibí un poco con ellos porque perdí un taladro suyo, así que al verlos les gasté un broma: “Señores, he perdido un taladro”. Es un aparato que vale 1000 euros, pero ellos en seguida me dijeron que no pasaba nada… Estaba, no nervioso pero sí tenso. Es muy duro llegar al punto en el que lo vi todo y decidir a cuál iba a coger primero, con el riesgo de que el otro no se salvara. Tuve que concentrarme, pensar que solamente estaba escalando, con mucha paciencia. Cuando llegas abajo la sensación es decir….Bueno, que han nacido dos críos más. Este rescate me ha superado. He visto accidentes mortales y todo, pero este me ha superado.

 

¿Cuál es la experiencia que avala su trabajo?

Empecé a escalar sobre los 12 años. Tengo 32 así que llevo 20 años en la montaña. Empecé porque un amigo me llevo a ver qué hacía su padre en la Atalaya. Al principio pasé mucho miedo, no conseguí hacer más de 4 o 5 metros y en seguida me bajaron, pero me picó el gusanillo. Después me fui a un club de montaña en Murcia, el Club Universitario. Más tarde, creo que en el 96 o en el 94 se inició, en Cieza, el grupo GREM. Además, por mi cuenta, a los 18 años, me fui a Benaske, a la escuela de alta montaña. Llegué a ser considerado uno de los mejores escaladores de la Región de Murcia.

 

Hubo una época que me saturé y cambié a otros deportes. He hecho bicicleta, triatlón y otras disciplinas diferentes, pero nunca me he apartado del alpinismo. Ahora practico raids de aventura, que es una disciplina que me ha enganchado mucho.

 

¿En qué se distingue la escalada de otro tipo de deportes que ha practicado?

Es un deporte de mucha concentración. La mente es la que funciona. Tú puedes ser físicamente un portento que, si tu mente no trabaja, no funciona.

 

Tampoco es un deporte para inconscientes

No. La escalada es un deporte de gente que está muy cuerda. Cuando veas a un tío subiendo una pared de 1000 metros, no pienses que está loco. Está muy cuerdo. Sabe sus límites y hasta dónde puede llegar. Yo mismo, cuando no he podido más y me ha superado la pared, me he dado la vuelta. La montaña pone a cada uno en su sitio, nadie es más que la montaña. Nunca, en la vida. Y si no tienes esto en cuenta, pasa lo que pasa.

 

José Antonio pertenece al Club Deportivo GREM, de Cieza. Aunque la escalada es un deporte solitario y es difícil encontrar un grupo con el que reunirse a subir las paredes, siempre es aconsejable formar parte de algún colectivo dedicado a ello. La experiencia, el conocimiento y la ayuda sólo puede partir de ahí.

 

Las personas que, como usted, forman parte de un club de montañismo, entiendo que tienen claro que hay unos pasos que dar, que no es llegar y subir la más alta pared

No, ¡qué va! Esto es paso a paso. Tienes que formarte, que por cierto ahora hay muchos medios para ellos. También a nivel personal puedes leer muchos libros que hay de mucha calidad. No es un deporte mayoritario por lo que es muy difícil encontrar un grupo escalando. Siempre hay que intentar irse a un club o escuelas de escalada que te formen.

 

Si yo le llamara mañana mismo para interesarme por la escalada, ¿cuáles son los primeros pasos que me recomendaría dar?

Hay dos tipos de escalada, la de rocódromo y la deportiva en roca. Para que sea un poco menos agresivo y más docente, un rocódromo es una forma más casera de ver qué es eso de la escalada. En pared también hay sitios de fácil acceso y de fácil bajada pero pienso que un rocódromo es lo más adecuado.

 

¿Qué clubs operan en las zonas de Cieza?

El club deportivo GREM, el Cieza Vertical y una variante de los scouts que han hecho de montaña, no recuerdo cómo se llama. Había otros más pero han ido desapareciendo: El GECA y otros.

 

Llegar a un pico es impresionante...

Sí, te da mucha satisfacción llegar a sitios donde no todo el mundo puede llegar.

 

¿Cuál es la pared más imponente en la que ha estado?

Lo más grande que he hecho fue en Mallos de Riglos, en una vía concreta que se llama ‘La Fiesta del Biceps’. Su dificultad es 7A y es lo más gordo que he hecho de grandes paredes. ¿Sabes el anuncio de Vodafone, que salen tocando colgados de la pared? Es allí.

 

José sabe perfectamente la gravedad de lo que ocurrió la pasada semana. En las próximas semanas hablará con los dos jóvenes para explicarles las consecuencias que habría podido tener el suceso. Pero, recalca, “la solución no es prohibir la escalada en Cieza, muchos llevamos años escalando por esa zona, no es verdad que eso no sea zona de escalada. Cerrar una montaña no es una solución, nunca ha pasado nada porque todos los que subimos lo hacemos con los medios de seguridad suficientes”. ”. Sí que opina que sería necesario que tanto la Federación de Montañismo, como otras organizaciones realizaran más esfuerzos para advertir de los peligros de la montaña mediante campañas de concienciación y otros medios, sobre todo a jóvenes, puesto que es más peligroso de lo que parece y donde un solo fallo, por pequeño que sea, puede suponer la vida.

PromoCLR

Deseo recibir noticias en mi correo electrónico:


AGENDA CULTURAL

VÍDEO DESTACADO
FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre Horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.