Logo
Twiter Facebook Meneame
Martes, 23 de Julio del 2024
Friday, 21 May 2021

¡Que viene la EBAU!

Rate this item
(4 votes)
Tino Mulas Tino Mulas

CLR/Tino Mulas.

Ahí está, a la vuelta de la esquina de al lado: la temida, odiada, vilipendiada y omnipresente EBAU llega a toda velocidad.

Ya falta poco. Cuando esta columna vea la luz, poco más de una semana. Miles de chicas y chicos, en capilla, ven pasar las horas, los minutos, incluso los segundos entre libros y apuntes, resúmenes y esquemas, mientras todo se prepara para recibirles el martes uno de junio, nuevamente con medidas especiales ante la persistencia (aún) de la pandemia. Y mientras el tiempo se arrastra y la hora se acerca, sus familias, tan estresadas como los protagonistas, penan y sufren por sus vástagos y hermanos y maldicen la prueba, a quien la inventó y (con perdón) la madre que la parió.

 

Cierto es que para una parte muy importante la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad, antiguamente conocida como PAU y antes aún como Selectividad, supone un acontecimiento traumático. Y lo supone porque el alumnado (y por extensión sus familias) está poco o nada acostumbrado a las pruebas de todo o nada, a enfrentarse con exámenes externos en los que no “participan” sus maestros y profesores de siempre, en los que se encuentran solos ante el peligro y deben demostrar, de verdad, lo que saben. Podría decirse incluso que la EBAU supone, para quienes la realizan, la primera prueba de madurez, de responsabilidad y de autonomía de toda su existencia.

 

Hay quien dice que la EBAU, al igual que las pruebas que la antecedieron para el acceso a la universidad, son en esencia injustas. Para ello se basan en que enfrentarse a esta selección puntual no tiene en cuenta el trabajo realizado durante los años de bachillerato. Pero la verdad es que sí se tiene en cuenta. Y mucho. Porque la calificación obtenida en la fase general u obligatoria se construye en un 60% con las calificaciones de los dos cursos de bachiller, y solo en un 40% con los resultados de las cuatro pruebas de la fase general u obligatoria. Es decir, la mayoría de la nota se obtiene, o más bien premia, el esfuerzo continuado durante los dos años anteriores. Además las pruebas son iguales para todos y es prácticamente imposible “jugar sucio” en el proceso, por lo que las calificaciones son bastante objetivas y fiables. Calificaciones que después se complementan con pruebas voluntarias en las que pesa también lo realizado anteriormente mediante un sistema que corrige, en algunos casos, posibles fallos en estas pruebas.

 

Cierto es que pueden darse casos de miedo escénico o de ataques de ansiedad, aunque pocas veces se dan si hay un conocimiento suficiente de la materia de la que uno o una se examina. Cierto es también que en algunos casos la responsabilidad o lo excesivo de las expectativas de futuro pueden arruinar los esfuerzos realizados. Pero en general el sistema es bastante objetivo, lo que puede observarse en buena medida en que los resultados obtenidos durante las pruebas de EBAU son muy similares a los conseguidos durante el bachillerato. Es muy difícil que una alumna o alumno de rendimiento pobre en esta etapa (sean cuales sean las causas) obtenga resultados brillantes en la EBAU. Y lo mismo ocurre en el caso contrario: las alumnas y alumnos brillantes no suelen obtener resultados mediocres en esta evaluación Lo que nos lleva al verdadero sentido y finalidad de esta forma de selección: establecer un baremo del alumnado, en especial para el acceso a los estudios universitarios más demandados.

 

Puede que algunas personas lo consideren injusto, ya que en la cultura actual la meritocracia (o premio al mérito) es rechazada cada día más, mientras que se priman cuestiones como la vocación o la igualdad en el acceso a algunos ámbitos. Lo cierto es que si las plazas de una carrera universitaria son limitadas el acceso a ellas debe establecerse según algún tipo de criterio. Para muchos ese criterio debe ser el sorteo (es decir, la igualdad de oportunidad independientemente de la capacidad para cursar esos estudios), aunque ello signifique en no pocas ocasiones que muchos de quienes acceden de esta forma a algunos estudios no sean después capaces de pasar del primer curso. De hecho en algunos países, donde tras un cierta selección inicial no muy exigente se emplea este sistema, están pensando seriamente en sustituirlo por otro en el que se prime la capacidad. Que es lo que se hace aquí, en nuestro país.

 

Sé que es duro decirlo, sobre todo cuando muchos padres se lamentan de que sus hijos, que eran médicos o profesores vocacionales, no puedan acceder a estos estudios porque su nota de EBAU no se lo permite. Es frustrante, reconozcámoslo. Pero igualmente frustrante sería lo contrario, así que el actual sistema es, posiblemente, el más justo posible hoy por hoy.

 

En fin, si se quiere ir a la universidad la puerta de entrada es la EBAU. Así que, ante la obligación de hacerla, hay que intentar hacerla bien. Lo primero, lo más necesario, tener confianza en uno mismo/a. El trabajo pesado, el bachillerato, ya se ha realizado. Si durante esos dos años has llevado bien tus materias, has cumplido tu deber, tienes buena parte de los billetes para realizar una buena selectividad. Y si es así, seguro que tus resultados finales lo reflejarán. En la medida de tus posibilidades y del sacrificio que hayas llevado a cabo, pero casi siempre obtendrás las notas que mereces por lo ya realizado. Y piensa que no todos debemos o podemos ser médicos, ingenieros o informáticos: hay muchas otras profesiones con las que puedes ganarte con holgura la vida y llevar una existencia plena y feliz.

 

Pues eso: alea jacta est, que decía Julio César. La suerte está echada, así que solo queda desearos que sea buena para tod@s. Y, aunque sea un poco parcial por mi parte, desearles la mejor a mis alumnas y alumnos. Ánimo y adelante.

AGENDA CULTURAL

FOTOS DENUNCIA
Envíanos tus fotos y las publicamos...
Más información de interés
  • Farmacia de Guardia Farmacias

    Información sobre horarios y días de apertura de las Farmacias de Guardia en Cieza

     

  • Cartelera Cartelera

    Información semanal sobre la cartelera del cine de Cieza. Auditorio Aurelio Guirao.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

© Cieza en la Red · Diseño: Airearte